Aparecen cientos de peces muertos en el río Cinca a su paso por Monzón.

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Monzón conocía en la mañana del lunes la aparición de un elevado número de peces muertos en el río Cinca a su paso por Monzón. El concejal delegado del área, Miguel Aso, ha calificado de ?desolador? el aspecto que presentaba la cantidad de peces muertos.

Según Aso, todavía es pronto para conocer las causas de esta masiva muerte de peces. Cabe recordar que es la Confederación Hidrográfica del Ebro la responsable de calidad, y será quien determine las causas de la muerte de los cientos de peces en el Cinca. En función de éstas, se tomarán las decisiones administrativas adecuadas. Lo que está claro, es, según Aso, que este tipo de hecho no debe volver a repetirse.

A este respecto, la Confederación Hidrográfica del Ebro investiga la mortandad del alto número de ejemplares muertos, que ha afectado principalmente a las madrillas, una especie muy sensible a la calidad de las aguas y también algún ejemplar de barbo. La mortandad ha comenzado en el desagüe del Polígono Industrial, punto en el que continuarán las investigaciones.

La CHE ha procedido a recoger muestras en la estación de control que tiene en Monzón para ser analizadas en sus laboratorios. Además, ha solicitado la realización de un informe a una empresa especializadas en fauna piscícola.

Aunque los parámetros del agua del río se han mantenido estables, según los datos facilitados desde la propia estación de control, como medida de prevención se ha dado aviso a Protección Civil para que comunique a las poblaciones situadas aguas abajo de Monzón que se extremen las precauciones en la tomas de aguas.

Comentarios