La SD Huesca no tiene un once inicial claro

Uno de los problemas que está teniendo el técnico Angel Chamarro es que no se ha decidido por once jugadores que se puedan considerar como titulares en el equipo. Para algunos esto es bueno porque mantiene la tensión de la plantilla, pero para otros esa situación perjudica al rendimiento global ya que hay jugadores que no se sienten cómodos entrando y saliendo del equipo. En total el entrenador ha utilizado, en más o menos ocasiones y minutos, a 19 de los 23 jugadores que tiene en plantilla.

Lo que sí tiene claro Chamarro es que la portería es para Bernardo que es el único jugador que ha disputado todos los minutos, junto al defensa Moya, si bien este fue expulsado este domingo y no podrá jugar en Alicante. La parte de atrás también está definida con Aguilar, Soria y Tejero y esporádicas entradas Gerardo. Tampoco en este caso hay mucho donde elegir ya que la plantilla anda justa de defensas.

Del centro del campo para arriba, la SD Huesca ha utilizado a 13 jugadores en los 9 partidos jugados. Jorge Sánchez, hasta su lesión ha sido el único fijo. Adry ha contado en casi todos los partidos (menos uno) de titular, aunque siempre termina siendo sustituido. Banzo, Monforte (que lleva lesionado desde la 3ª jornada) Arcadio y Bona en el centro. Valdés y Vicente Pascual en la derecha y Rodri (tres partidos lesionado y uno expulsado) y Espinosa en la izquierda han entrado en el equipo de forma intermitente y sin continuidad.

Arriba el único fijo es Barbarin que ha sido titular todos los encuentros, siendo sustituido en tres de ellos. Curto es el eterno suplente (sólo ha jugado un encuentro de titular) y Roberto entró tras su lesión en la quinta jornada pero ya no ha sido el mismo de la pretemporada.

Peor situación es la que tienen Víctor Bravo, Lobera y Marcos que todavía no se han estrenado, como el portero suplente Pociello.

En definitiva que Angel Chamarro ha ido rotando a sus jugadores, en algún caso con justificación y otros sin ella lo que parece no ha beneficiado al equipo ni mucho menos al ambiente del vestuario ya que parece imposible contentar a 23 futbolistas que se sienten capacitados para jugar y que cuando no lo hacen cargan las tintas contra el entrenador, como ha hecho la afición también, que tampoco entiende la ausencia de algunos de los llamados fichajes importantes para este año en el equipo sobre todo en los partidos jugados en casa donde el Huesca ha cedido 11 puntos en los cinco encuentros que ha disputado con una victoria, tres derrotas y un empate.

Comentarios