Walqa busca la solución a sus problemas de infraestructura

El Parque Tecnológico de Huesca lleva, desde su puesta en funcionamiento, una tendencia de crecimiento, en el número de edificios, empresas instaladas y trabajadores. Sin embargo, ha de trabajar de forma paralela en la resolución de distintos problemas de infraestructura. Algunos de esos problemas serán abordados conforme aumente la población que desarrolle allí su actividad profesional. En otros casos, como suministro de agua y de electricidad, se están tomando ya medidas.

El director del Parque Tecnológico Walqa, Carlos Álvarez, afirma que las empresas, que dependen de la electricidad, se están protegiendo de los cortes en el suministro de energía con un sistema especial de alimentación. Éste permite, en opinión de Álvarez, que los ?microcortes? de luz no lleguen a afectar a los equipos.

En el caso del abastecimiento de agua se está trabajando en el aprovechamiento el nivel freático existente en la zona, utilizando aguas subterráneas.

El transporte es otra asignatura pendiente. Desde el Parque se apunta que todavía no hay volumen de pasajeros suficiente como para habilitar un autobús entre Walqa y Zaragoza. Sí se observa ya la necesidad de establecer una conexión entre Walqa y Huesca. Se mantienen contactos con el Ayuntamiento oscense para dar respuesta a esta demanda.

Hay trabajadores del Parque Tecnológico que piden, por otro lado, la apertura de una guardería. En palabras de Carlos Álvarez, será el aumento de población trabajadora en Walqa el que desemboque en la habilitación de este servicio, tal y como ocurre en otros parques tecnológicos españoles.

Walqa cuenta en estos momentos con 300 trabajadores. El número de empresas instaladas ronda la veintena, que ocupan los tres edificios construidos. Se está pendiente de la construcción de dos edificaciones más.

Comentarios