El Plan de Gestión Integral de Residuos de Aragón apuesta por la reutilización y el reciclado

2004102828 reciclaje.JPG

La directora general de Calidad Ambiental, Marta Puente, ha mantenido este jueves una reunión de trabajo con la Comisión de Residuos, para analizar las aportaciones recibidas durante el periodo de información pública del Plan de Gestión Integral de los Residuos de Aragón (GIRA).

Esta reunión se enmarca dentro del amplio proceso participativo abierto por el Departamento de Medio Ambiente para la redacción del plan desde sus inicios, en enero de 2003. En los últimos días, el Gobierno de Aragón ha mantenido sesiones de trabajo con los facilitadores del GIRA: los sindicatos UGT y Comisiones Obreras, las confederaciones CREA y CEPYME y la Fundación Ecología y Desarrollo, así como con diversas entidades que han realizado aportaciones durante los 45 días de información pública. Todo este proceso de diálogo tiene por objeto obtener el mayor número de sugerencias y posibles mejoras que puedan enriquecer el Plan de Gestión Integral.

Antes de su exposición pública, este documento ya fue remitido a todos los grupos de las Cortes de Aragón, federaciones de municipios, sindicatos, confederaciones de empresarios y asociaciones ecologistas. También fue presentado en diferentes foros, como el Consejo de Protección de la Naturaleza (que emitió el informe correspondiente), la Comisión de Residuos Especiales de Aragón, la Comisión de Medio Ambiente del Consejo de Cooperación Comarcal o los municipios cabecera de Agrupación de Residuos. Además, fue incluido en la página web del Gobierno de Aragón, www.aragon.es, para poder estar accesible a toda la ciudadanía.

Aunque los Planes son aprobados por decreto, el Gobierno de Aragón enviará de manera voluntaria el Plan de Residuos para su tramitación en las Cortes de Aragón, siempre con el objeto de garantizar el debate y la aportación de los grupos políticos.

APORTACIONES RECIBIDAS

La nueva redacción del GIRA recogerá un gran número de aportaciones recibidas en el proceso de participación. Entre otras, incluirá un anexo económico sobre los programas horizontales de prevención y control. Los grandes objetivos del Plan serán, por tanto, evitar la generación de residuos y favorecer la reducción, la recuperación y el reciclado de los residuos en general, así como la sensibilización ciudadana y el control sobre todos los procesos.

El GIRA también incorpora nuevos programas sectoriales, como el de lodos de estaciones depuradoras. Así mismo, remitirá a la próxima trasposición de la Directiva europea de residuos eléctricos y electrónicos. También fijará un plazo para realizar un desarrollo reglamentario sobre tipología, necesidades y usos sobre puntos limpios. De igual modo, el plan prevé la elaboración de un programa horizontal de aprovechamiento de la materia orgánica (tanto de procedencia urbana como ganadera y de lodos).

INCINERACIÓN E IMPORTACIÓN

En cuanto a la incineración, el borrador del Plan refuerza la clara decisión del Gobierno de Aragón de no permitir este método para ningún tipo de residuo. Por tanto, todos los residuos que según la ley nacional tienen que ser eliminados por incineración, deberán ser exportados.

En cuanto a la valorización térmica, prevé que no se permita para residuos industriales peligrosos ni para urbanos en general. Tampoco podrá aplicarse para los neumáticos fuera de uso, que deberán ir destinados al reciclado. Para los industriales no peligrosos, sólo se aceptará la valorización térmica en una serie de materiales (como pueden ser derivados del serrín, vegetales o residuos de silvicultura no compostables) según un catálogo de residuos que deberá recibir el informe previo favorable de la Comisión de Seguimiento.

En todo caso, sólo se aceptará este tratamiento para autogestores, que cuenten con Autorización Ambiental Integrada, para materiales que no sean reutilizables ni reciclables, y cuya valorización permita sustituir otros combustibles más contaminantes. De este modo, se cumplirán las Directivas europeas que prefieren la recuperación energética sobre la eliminación por vertido.

Respecto a la importación de residuos con destino a vertedero, el Gobierno de Aragón habilita un criterio fuertemente restrictivo: sólo se autorizarán los que procedan de aquellas comunidades autónomas que previamente acepten, mediante convenio, recibir en reciprocidad en sus territorios los residuos generados en Aragón destinados a incineración. En todo caso, sólo podrán depositarse en los vertederos públicos o de gestión pública.

Por tanto, y dado que su eliminación está reconocida por ley como servicio público de titularidad autonómica, el Plan otorga al Gobierno de Aragón plena competencia para restringir cualquier importación de estos residuos desde otras comunidades autónomas que tengan por destino un vertedero aragonés. El transporte de purines procedente de otras comunidades también deberá ser sometido a autorización previa.

El Plan crea una Comisión de Seguimiento, para garantizar la participación social, verificar el cumplimiento de los objetivos fijados e involucrar a los agentes sociales en su consecución. Tras el proceso de participación social, el Consejo de Gobierno aprobará la remisión del GIRA a las Cortes de Aragón, para su tramitación parlamentaria. Con la aprobación definitiva del documento, Aragón se convertirá en una de las pocas comunidades autónomas con un Plan de Gestión Integral de Residuos, lo que nos situará a la vanguardia en materia de calidad ambiental.

Comentarios