Iglesias plantea el problema de la despoblación en la Conferencia de Presidentes

2004102828 presidentes.jpg

Aragón ha quedado en un segundo plano en la Conferencia de Presidentes, si bien su presidente, Marcelino Iglesias, trasladaba el problema de dispersión poblacional y de envejecimiento para que sea tenido en cuenta en el nuevo modelo de financiación sanitaria. Además, el presidente aragonés solicitaba que la comunicación de España con el resto de la Unión Europea a través del Pirineo central sea considerada como una cuestión de Estado. Participación este jueves en la Conferencia de Presidentes y presencia de Aragón este viernes en la cumbre que se celebrará en Barcelona para impulsar la Eurorregión.

El presidente aragonés defiende la participación de esta Comunidad Autónoma en la delegación española ante la Unión Europea, no por turnos sino de forma permanente en aquellas cuestiones específicas que le afecten. Un ejemplo es el turismo.

La primera Conferencia de Presidentes tenía varios momentos ?históricos? como la foto de familia de todos los mandatarios autonómicos. Entre ellos, el jefe del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero. Era en el antiguo salón de plenos del Senado. Posteriormente, en el salón de Pasos Perdidos se celebraba la reunión, de tres horas de duración y que tenía lugar a puerta cerrada. Se determinaba que la Conferencia se celebra una vez cada año con carácter ordinario, si bien se podrá convocar cuantas veces sea necesario con carácter extraordinario (a instancias del jefe del Gobierno central o a instancias de varios presidentes autonómicos).

La próxima Conferencia de Presidentes tendrá lugar en primavera, ofreciendo Pasqual Maragall (titular de la Generalitat catalana) la posibilidad de que se celebre en Barcelona. El objetivo fundamental de ese encuentro será aprobar el nuevo modelo de financiación sanitaria, que entrará en vigor en enero de 2006. El fin de la Conferencia de Presidentes, dice Iglesias, es adoptar grandes decisiones políticas que deberán ser asumidas por Rodríguez Zapatero.

Se ha determinado, además, que antes de diciembre de 2004 se adopte un acuerdo global para la participación de las Comunidades Autónomas en los órganos de decisión de la Unión Europea.

También se quiere reformar la legislación con el fin de que los Gobiernos autónomos puedan interponer recursos ante el Tribunal Superior de Justicia de las Comunidades Europeas; hasta ahora, sólo lo puede hacer el Ejecutivo central.

Comentarios