La Economía Aragonesa crece por encima de la media nacional por séptimo mes consecutivo

2004102929 agricultura.jpg

La economía aragonesa continúa creciendo a buen ritmo. Según las estimaciones del Departamento de Economía, Hacienda y Empleo del Gobierno de Aragón, el Producto Interior Bruto (PIB) creció en el segundo trimestre de 2004 el 2,9%, tres décimas por encima de la media nacional y casi un punto más que la zona euro.

Este diferencial positivo tiene una base amplia ya que se observa de forma bastante generalizada tanto por el lado de la oferta ?en la industria y los servicios-, como en los componentes de la demanda ?en el consumo y la inversión-. Se trata, además, del séptimo trimestre consecutivo en el que la economía aragonesa crece con más fuerza que en el conjunto del país.

Todos los sectores, salvo la agricultura, han mostrado un importante dinamismo durante la primera mitad del año. La industria ha crecido un 2,5% en el segundo trimestre, medio punto más que en el primero. Por su parte, la actividad en los servicios crecía el 3,3%, una décima más que durante los tres primeros meses del año. Tanto la industria como los servicios muestran un claro perfil de aceleración desde mediados de 2003. Asimismo, la construcción, que experimentó una desaceleración a lo largo de 2003, ha vuelto a repuntar en la primera mitad de este año, registrando un crecimiento del 3,3%, seis décimas más que en el primer trimestre.

El buen comportamiento del empleo y las buenas condiciones crediticias están estimulando la demanda en Aragón. Así, el consumo de los hogares presentaba una significativa aceleración en el segundo trimestre y crecía el 4,9%, cuatro décimas más que el trimestre anterior y 1,8 puntos por encima del segundo trimestre de 2003. Por su parte, la inversión en bienes de equipo y en construcción también presentaron un perfil de aceleración. La inversión en bienes de equipo crecía el 3,9%, mientras que en construcción lo hacía en un 4,9%, experimentando así un cambio de tendencia respecto a la moderación observada durante buena parte de 2003.

El sector exterior continúa registrando un buen ritmo, tanto en las exportaciones como en las importaciones, si bien ambas se han moderado con respecto a las tasas excepcionales registradas a finales de 2003. Así, en junio de 2004, las exportaciones crecían a un 10% anual y las importaciones, el 17%. A pesar del ritmo superior de las importaciones, la balanza comercial presentaba en Aragón un saldo acumulado positivo de 284 millones de euros en los seis primeros meses de 2004.

Las condiciones en el mercado de trabajo continúan siendo muy saludables, con un buen crecimiento del empleo, un poco más moderado de la población activa y una reducción tanto del número de parados como de la tasa de desempleo. La ocupación crecía en Aragón un 3,1% en el tercer trimestre de 2004 con respecto al mismo periodo de 2003. Con un crecimiento de 2,2% de la población disponible para trabajar, la tasa de desempleo se situaba en el 4,7% de la población activa. Esto es, cinco décimas por debajo del registro del segundo trimestre y nueve décimas por debajo de la tasa registrada un año antes.

El motor propulsor del mercado de trabajo volvía a ser la mano de obra femenina, aunque el empleo masculino crecía el 1,3% en el tercer trimestre de 2004, un comportamiento similar al primero. En el tercer trimestre participaban en el mercado de trabajo, ocupadas o en busca de empleo, 11.300 mujeres más que un año antes. Por otra parte, 11.200 mujeres accedían a un empleo en el periodo comprendido entre los terceros trimestres de 2003 y 2004.

En términos de variación, la ocupación femenina crecía un 6% anual en el tercer trimestre de 2004. De esta manera, las tasas de desempleo femenina y masculina se situaban en 7,2% y 3,0% de las respectivas poblaciones activas. En ambos casos el paro ha descendido con respecto a registros tanto del trimestre anterior como de un año antes.

A la vista del comportamiento de la economía en los dos primeros trimestres y de la tendencia observada en los indicadores avanzados de actividad, el crecimiento de la economía aragonesa debería situarse en torno al 3% este año 2004 y acelerar ligeramente en 2005 para situarse por encima del 3%. En términos comparativos, Aragón se espera que crezca unas décimas por encima del promedio español.

Estas perspectivas se basan en la expectativa de un comportamiento dinámico en los servicios, que deberían crecer por encima del 3% tanto este año como el próximo, y una continuación en la aceleración de la actividad industrial, que podría situarse en torno al 3% en 2005. Por su parte, la construcción se espera que se estabilice en torno al 3%.

El dinamismo de la actividad se espera que siga acompañado de creación de empleo y de un mantenimiento de la tasa de desempleo, que podría situarse en torno al 5% en promedio en 2005.

Por otra parte, las presiones inflacionistas registradas recientemente procedentes de los precios del petróleo, se espera que sean pasajeras, de manera que la tasa de inflación no supere el 2,8% este año ni el próximo.

Estas perspectivas descansan en una serie de supuestos: la continuidad de la tendencia observada en Aragón y España en su conjunto, la continua recuperación en Europa, la estabilización de la actividad en Estados Unidos, el aumento gradual de los tipos de interés y la moderación considerable de los precios del petróleo una vez desaparecido el efecto especulativo

Comentarios