La lluvia protagonista de la Festividad de Todos los Santos en Monzón

Los montisonenses han acudido a los cementerios parroquial y municipal de manera escalonada para recordar sus familiares desaparecidos. La lluvia de la mañana ha sido protagonista de la jornada lo que ha hecho más dificultosa la llegada a los mismos por la situación en la que se encuentran: el parroquial en labores de mantenimiento y el municipal sin cerrar completamente.

Según ha recordado el concejal de Servicios, Joaquin Paricio, el cementerio en los últimos meses se ha ampliado con la construcción de 414 nichos, necesarios para cubrir la demanda de los próximos años, que se suman a los 214 ya existentes,

Cabe recordar que hace un año se produjo una variación en cuanto a la ordenanza municipal sobre nichos, para adaptarse a la normativa vigente, que consiste en ampliar de 50 a 99 años el período por el que se conceden los nichos. Una vez transcurrido este tiempo, se pueden encadenar nuevas concesiones, pero el nicho siempre pertenece al Ayuntamiento.

En lo que se refiere al cementerio parroquial, su estado es ?precario? según el párroco José Huerva. Recientemente se ha creado un Patronato para hacer frente a sus gastos de mantenimiento, que ascienden a unos 12.000 euros anuales, desde el que se ha actuado en la construcción de 400 m. de alero, y se han previsto otras actuaciones, entre las que destaca la reconstrucción de un muro hundido.

El Cementerio Parroquial cuenta con 3.600 nichos. Actualmente, y según José Huerva, aproximadamente el 50% de los entierros en Monzón se realizan en el mismo.

La festividad de Todos los Santos, también, tiene en Monzón y Cinca Medio un apunte gastronómico con los panellets y los buñuelos de viento, muy típicos de esta jornada. Además, la travesía de la ciudad , como es habitual , registra un importante número de vehículos que en algunos momentos crean retenciones.

Comentarios