La lanza de San Jorge sobre los campus periféricos

Lorenzo Río

Se confirman los pronósticos de algo que se veía llegar. La Universidad Privada avanza hacia ser una realidad en Aragón. Para tristeza de unos, y regocijo de otros, el Consejo de Gobierno de la DGA ha aprobado el proyecto de ley por el que se reconoce la que será la primera universidad privada de toda la comunidad autónoma, la Universidad San Jorge. Digo lo de tristeza y regocijo, porque esto último puede serlo sobre todo para esos estudiantes que verán como no tendrán que salir de su comunidad para estudiar lo que quieren, y tristeza para los que se denominan campus periféricos; para entendernos, el de Huesca, el de Teruel y el de La Almunia de Doña Godina, pertenecientes a la Universidad de Zaragoza, y que ya empiezan a temblar.

Suele pasar. Las aspiraciones de la titularidad pública suele conseguirlas antes la iniciativa privada, y así ha sido de nuevo en este caso. Tantos años exigiendo para Aragón unos estudios de Periodismo, de Psicología, de Arquitectura, de Bellas Artes... tantos años criticando que nuestros estudiantes tienen que salir de la comunidad para estudiar lo que quieren... tantos años asegurando que ?se está trabajando en ello?, que finalmente la privada se nos ha vuelto a adelantar.

Ahora el peligro es para los pequeños campus, los del extrarradio. Cómo afectará esta universidad San Jorge sobre los matriculaciones en los campus como el de Huesca... A tan sólo 70 kilómetros en autovía habrá jugosas carreras para los alumnos universitarios que hoy día buscan carreras que de verdad demandan. En unos años veremos qué pasa. Será momento de plantearse la distribución de la Universidad Pública aragonesa. Sea como sea, lo cierto es que desde hoy la lanza de ?San Jorge? se cierne sobre los campus periféricos.

Comentarios