El Pleno de la DPH exige a Medio Ambiente que ejecute las obras de depuración pendientes en la provincia

2004110303 depuradoras.JPG

Los grupos del PSOE, PAR y CHA de la Diputación de Huesca han sacado adelante una propuesta de resolución mediante la que exigen al Ministerio de Medio Ambiente que lleve a cabo las obras que quedan pendientes en la provincia en materia de depuración de los ríos. Los tres grupos denuncian que la gestión del Partido Popular en el poder ha hecho que estas obras acumulen un retraso de varios años. La propuesta ha sido aprobada en el pleno de la Institución y ha contado con el voto en contra del grupo popular.

Con esta propuesta se pretende instar al Ministerio de Medio Ambiente a que cumpla ya con los planes de construcción de depuradoras en el Pirineo que se establecieron hace años y que con la gestión del PP quedaron pendientes. Ahora, con el cambio de Gobierno y después de que el Gobierno aragonés sí que haya cumplido con sus obligaciones en esta materia, estos tres grupos de la DPH exigen que se ejecute las depuraciones pendientes en las cabeceras de los ríos del Pirineo.

Desde Chunta Aragonesista, su portavoz, Javier Mur, asegura que la limpieza de estos ríos pirenaicos resulta imprescindible, y ha calificado el voto en contra del Partido Popular como ?el de aquellos que se querían llevar el agua de nuestro territorio?.

Además, en la propuesta se refleja la preocupación de los tres grupos por las fechas ya que la Directiva europea que dicta los plazos en este tipo de actuaciones fija como límite para cumplimentar los plazos administrativos y financieros para la ejecución de este tipo de obras a finales del año 2005, y participar de subvenciones europeas.

PSOE, PAR y CHA de la Diputación solicitan con esta propuesta que el Gobierno Central contemple estas actuaciones en las cabeceras de los ríos en los presupuestos del próximo ejercicio para asegurar su ejecución.

Respecto a lo que es ejecución de las actuaciones programadas, a día de hoy se cuenta en la provincia de Huesca con 7 depuradoras en funcionamiento en las denominadas por el Plan ?grandes ciudades?: Barbastro, Binéfar, Fraga, Huesca, Jaca, Sabiñánigo y Monzón.

Cinco de esas principales actuaciones se han realizado dentro del ejercicio de las competencias autonómicas y en colaboración con las administraciones locales; las dos restantes, Jaca y Sabiñánigo, fueron ejecutadas ?al amparo de la declaración de interés general del 93- por el Ministerio de Medio Ambiente.

Además, deben reseñarse también otras depuradoras que se encuentran funcionando en núcleos de menor población como, por ejemplo, Lanaja y Perarrua, ejecutadas al amparo de convenios entre la administración local y la autonómica.

A todo ello se ha sumado el esfuerzo hecho también desde la DPH para hacer extensivo el tratamiento de aguas residuales a otros municipios que, por su población (habitantes equivalentes), no obtuvieron en su día la calificación de ?necesarios?: es el caso de Tamarite, Binaced, Belver?.

Como consecuencia de ello, el grado de ejecución, en aquellas obras que competen a la Comunidad Autónoma y a las administraciones locales, presenta en nuestra provincia un nivel superior al inicialmente previsto.

Sin embargo, hay veintitrés actuaciones en depuración en las cabeceras de los ríos pirenaicos?que cuentan con la declaración de interés general y que son, en consecuencia, competencia exclusiva del Gobierno Central- que presentan un retraso alarmante ocasionado, principalmente, por el nulo interés mostrado por los responsables del Partido Popular que en los últimos años han gestionado el Ministerio de Medio Ambiente.

La situación actual es especialmente grave por dos circunstancias: en primer lugar, por el escaso plazo que resta para el cumplimiento de la directiva europea (anualidad de 2005) y la dificultad añadida que ello puede suponer para acceder a la cofinanciación con fondos europeos; y, en segundo lugar, porque esteriliza los esfuerzos que las administraciones autonómica, provincial y local están haciendo en los cursos medios para preservar la calidad de nuestras aguas.

Comentarios