Ignacio Bernad no representará a los comerciantes en el Instituto de Fomento de Huesca

La Confederación de Empresarios de la provincia de Huesca le ha enviado una carta a FECOS (Federación Comercio) en la que le requiere documentación sobre la actividad empresarial de Ignacio Bernad en Huesca, antes de nombrarlo como representante del comercio en el Instituto Municipal de Fomento. Además, en la misiva, también se le recuerda a FECOS que no existe la figura de suplente en el instituto, puesto para el que la asociación de comerciantes había elegido a José Manuel Ballarín, quien previamente se había visto obligado a dimitir a petición también de la Junta Directiva de la CEOS.

Bernad, tras esta carta ha decidido arrojar la toalla y, más que dimitir, no llegará a tomar posesión de su cargo, como se había acordado, ante lo que entiende es una maniobra orquestada contra él y el presidente de la Asociación de Empresarios de Comercio, José Manuel Ballarín.

Bernad ha declinado hacer cualquier manifestación al respecto pero sí ha dejado claro que sigue siendo un comerciante de Huesca ya que tiene una de sus sociedades con domicilio en la capital de la provincia, por lo que, desde el punto de vista formal cumple todos los requisitos para representar al comercio en el Instituto Municipal de Fomento. Otra cosa es que cansado de aguantar presiones haya decidido abandonar el Instituto de Fomento.

La decisión de Bernad va a obligar a la Federación de Comercio a tomar una decisión de manera urgente y buscar otra persona que ocupe el puesto que le corresponde en el mencionado Instituto.

Todo el problema se inicia en el momento en el que Prainsa, con representación en la Federación de la Construcción, pide explicaciones de porqué en el Instituto Municipal de Fomento nadie defiende su postura cuando se habla del cese de parte de la actividad de la planta de Alvisa. En una decisión posterior, la Junta Directiva de la CEOS decide solicitar a la Federación de Comerciantes que sustituya a su representante en el citado organismo. Es entonces cuando deja el cargo José Manuel Ballarín y lo asume Ignacio Bernad. Ahora la CEOS le pide una certificación a Bernad de que es, en efecto, un comerciante de Huesca, en lo que el interesado considera una maniobra más de presión por parte de la CEOS.

Comentarios