Éxito del I Congreso Nacional de Intervención Psicosocial

2004110505 cruz roja.jpg

Una vez concluido el Congreso, se ha calificado como un éxito gracias a que se han alcanzado buena parte de los objetivos que se habían marcado, la gran participación y la calidad de los ponentes en las distintas conferencias que han tenido lugar a lo largo de los tres días de duración.

El congreso partía con unos objetivos muy claros: posibilitar un espacio y tiempo de encuentro para compartir conocimientos, experiencias y recursos en torno al tema. Crear un espacio de valoración y evaluación de los dispositivos de intervención psicosocial con motivo de los atentados de Madrid el 11 de marzo. Potenciar la intervención psicosocial en contextos de urgencia, emergencias en los periodos anteriores, posteriores y contemporáneos a dichas emergencias. Impulsar acciones preventivas, educativas, de investigación y de rehabilitación en los citados eventos. Contribuir a una completa atención a los afectados en situaciones traumáticas.

Ha contado con ocho ?mesas redondas? y una ponencia en sesión plenaria en distintos espacios del Centro Cultural del Matadero, destinadas a sanitarios, bomberos, psicólogos, trabajadores sociales, periodistas, educadores, gestores de emergencias, en definitiva, a todo el personal que trabaja en situaciones de crisis.

El alto nivel de los ponentes y el éxito de asistentes, que ha hecho que en ocasiones se quede pequeño el salón de actos del Centro Cultural del Matadero, han sido las notas predominantes. El Congreso ha puesto de manifiesto la importancia de la atención psicosocial para víctimas, familiares e intervinientes; la necesidad de una nueva legislación y la idea de que las catástrofes siempre superan las previsiones.

El congreso también ha prestado especial atención a la atención psicosocial que se prestó tras los atentados del 11 de septiembre en Nueva York y del 11 de marzo en Madrid, dos claros ejemplos de situaciones en las que es necesario prestar este tipo de ayuda en situaciones de emergencia y catastróficas. Una ayuda necesaria no sólo para las personas implicadas en tales circunstancias que pueden ver mermados sus recursos y capacidades psicológicas.

El encargado de clausurar el congreso fue Ángel Luis Arricivita, trabajador social y especialista en salud menta en catástrofes y presidente del comité organizador, que aseguraba que ?se trata de un primer paso, se ha abierto un espacio en el que es bueno reunirse y aprender de otros, aunque debe haber nuevas citas y es necesario trabajar en el siguiente congreso? y que ?Huesca debe convertirse en un referente en la intervención psicosocial en emergencias y catástrofes?.

En lo que se refiere al futuro, desde la organización ven necesario seguir reuniéndose en este tipo de eventos debido a que este tipo de ayuda psicosocial está aumentando en importancia ya que se están creando unidades específicas destinadas a este fin en distintos organismos de ayuda a lo largo de todo el país.

Comentarios