Chunta Aragonesista solicita que se culmine el proceso de redacción y la puesta en marcha de la Ordenanza de Captación Solar

Una prueba más de que en el mandato de Fernando Elboj los proyectos que apuestan por la sostenibilidad no tienen cabida y tan sólo se usan para vender imagen.

En abril de 2002, el Ayuntamiento de Huesca, la Fundación Ecología y Desarrollo y la Universidad de Zaragoza, firmaron un convenio de colaboración que tenía por objeto el desarrollo e implantación de una Ordenanza Solar; el proyecto consistía en elaborarla, formar a los agentes del proceso, desarrollar una campaña de difusión dirigida a la población, ofrecer un servicio de asesoría y la creación , por parte del Ayuntamiento, de ejemplos de energía solar térmica en sus edificios. El convenio lo financió el Ayuntamiento con un importe de 34.893 ? ( es decir casi seis millones de las antiguas pesetas)

Hace dos años el Ayuntamiento de Huesca decía, entre otras cosas, que las energías renovables ayudan a avanzar hacia un mundo más justo y sostenible para todos, así que presentó el borrador de la Ordenanza en público a bombo y platillo en unas jornadas (Huesca Solar) en las que, entre exposiciones, stands, ponencias y debates, se ofrecía al interesado información teórica y práctica. Y..., fin. Dos años más tarde todavía no se sabe nada; según Miguel Solana el proceso de redacción y, por supuesto, la aplicación de la Ordenanza duermen el sueño de los justos a pesar de haber dedicado debate, fondos públicos y ser necesaria para un desarrollo sostenible desde el punto de la racionalización energética y del respeto ambiental. Mientras, otros municipios y Ciudades del Estado aplican medidas de eficiencia energética y de fomento de las energías renovables mediante ordenanzas técnicas y fiscales. Mientras desde el IDAE (Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) se están elaborando informes, poniendo en marcha líneas de ayuda para instalaciones de energía solar fotovoltaica o térmica y proponiendo ordenanzas municipales solares y de alumbrado exterior, en Huesca miramos para otro lado porque a Fernando Elboj y a su Equipo de Gobierno no le interesan.

Desde Chunta Aragonesista consideramos una obligación de la ciudad de Huesca, y en primer lugar de su Ayuntamiento, sumarnos al esfuerzo colectivo de apostar por un mundo más sostenible mediante prácticas concretas como ésta que nos ocupa. Sólo de esta forma será creíble la puesta en marcha de una Agenda Local 21 efectiva que, como no podía ser menos, también sufre un lento y penoso proceso de elaboración que en nada se parece al de otros asuntos, que normalmente propician una buena venta de imagen para el Alcalde y son los que marcan las prioridades de su calendario político.

Por último, denunciar una nueva utilización irresponsable de fondos públicos por parte del Equipo de Gobierno del PSOE que, por pura desidia y falta de interés, no aprovecha el resultado del convenio. No podemos por menos que lamentarlo al tiempo que constatar lo poco que le importa Fernando Elboj el Medioambiente y la Sostenibilidad, aunque en su momento no dudara en llenarse la boca de buenas intenciones.

Comentarios