El 10 de noviembre, merienda para sufragar la calefacción de los Hermanos de la Cruz Blanca

Anualmente, la Conferencia de señoras Santa Isabel, incluida en las Conferencias de la Sociedad de San Vicente de Paúl, organiza una merienda con la que se recaudan fondos para subvencionar el gasto de calefacción, durante el invierno, en la casa de los hermanos de la Cruz Blanca, que está presupuestado en unos 9.000 euros.

Este año, la merienda se celebrará este miércoles 10 de noviembre, a las 6 de la tarde. Como es tradicional, tendrá lugar en el restaurante Venta del Sotón, que pone gratuitamente el local, el personal y una bebida, y los fondos que se recauden irán destinados a la calefacción.

La asistencia a este evento social suele rondar las 300 personas. En el transcurso de la merienda se rifarán boletos para participar en el sorteo de las decenas de regalos donados por los comercios oscenses, además de una acuarela que el pintor José Beulas regala cada año para este fin benéfico. En la organización de esta merienda, la generosidad es muy importante. Los comensales acudirán en autobuses fletados por la Oscense, y empresas como Alvi, Harinas Porta o Magdalenas Heras pondrán ingredientes para la merienda. Además, los Hermanos de la Cruz Blanca se encargarán, un año más, de hacer el chocolate. La merienda, como otros años, consistirá en medias noches de jamón y queso, magdalenas y chocolate, y refrescos. El autobús saldrá a las 5 y media de la tarde, de la estación intermodal. Todo con el fin de ayudar a quienes han demostrado un espíritu absolutamente generoso con los más desfavorecidos de la sociedad.

Como novedad, este año los Hermanos de la Cruz Blanca acudirán a la merienda donde proyectarán un vídeo en el que se narran sus actividades en la casa de Huesca.

Las invitaciones para esta merienda se pueden adquirir, al precio de doce euros, en Perfumería Compaired, la Asociación de Amas de Casa y Modas Isabel Alfaro. El pasado año, los oscenses demostraron, de nuevo, tener una gran solidaridad con los más necesitados. Se vendieron 280 entradas, y casi todas esas personas acudieron a esta merienda. En total, se recaudaron 6.000 euros (1 millón de pesetas), lo que significaba prácticamente haber cumplido el objetivo, que era cubrir el presupuesto de la calefacción de la casa que los Hermanos de la Cruz Blanca tienen en la calle San Lorenzo para el invierno. Allí atienden a un buen número de personas en situación precaria, ya sea por pobreza, por exclusión social, o por enfermedades.

Comentarios