SALUD incorpora las bombas de insulina a su cartera de servicios

A comienzos de 2005, el Servicio Aragonés de Salud (SALUD) comenzará a facilitar el uso de bombas de infusión continua de insulina a pacientes diabéticos. En principio podrían beneficiarse de la cesión de estas bombas en Aragón unos 300 pacientes.

El próximo 1 de enero se incorporará a la cartera de prestaciones del Servicio Aragonés de Salud (SALUD) el uso de bombas de infusión continua de insulina, un recurso que en pacientes diabéticos sometidos de forma intensiva a tratamiento insulínico puede contribuir a un mejor control de la enfermedad y al aumento de su calidad de vida, al proporcionarles un mayor grado de autonomía y de capacidad de autocontrol. Inicialmente, contrastando estudios ya existentes, se calcula que en Aragón unos 300 pacientes podrían ser valorados como posibles candidatos para la instauración de bombas de infusión.

El Departamento de Salud y Consumo remitirá esta semana al Boletín Oficial de Aragón (BOA) el texto de la orden en la que se regula esta prestación, que se llevará a cabo mediante la cesión de uso, por parte de los centros sanitarios autorizados y a los pacientes a los que así se indique, las bombas portátiles de infusión continua de insulina. La cesión incluirá también el material fungible correspondiente, el relativo tanto al uso de la bomba como las tiras reactivas para la medición en sangre capilar. Por lo tanto, el servicio no acarreará ningún coste económico para los pacientes.

La indicación de la implantación de las bombas de insulina se realizará por los médicos especialistas de Endocrinología que consideren la necesidad de su instauración en alguno de sus pacientes. No obstante, además de esta indicación, serán los hospitales universitarios Miguel Servet y Lozano Blesa los que autoricen la instauración, supervisión y seguimiento de las bombas de insulina en los pacientes adultos. El hospital Miguel Servet será, asimismo, el centro autorizado para la instauración, supervisión y seguimiento de los pacientes infanto-juveniles.

En todos los casos, previamente a la instauración de la bomba de infusión, el paciente recibirá un programa educativo sobre el cuidado de su diabetes, y será adiestrado en el manejo de la bomba de infusión. En la elaboración de la orden así como en la fijación de los criterios de indicación, control y seguimiento han colaborado la Asociación Aragonesa de Endocrinología y Diabetes, la Asociación de Diabéticos de Zaragoza y los Servicios de Endocrinología de los hospitales Miguel Servet y Clínico.

Comentarios