La Fundación San Valero no descarta instalar algún centro de la Universidad San Jorge en Huesca

2004111111 José Ramón Colell.jpg

El Consejo de Gobierno del Ejecutivo aragonés aprobaba la pasada semana el Proyecto de ley por el que se reconocía a la Universidad Privada "San Jorge". Éste ha sido el primer paso firme para constituir la que será la primera universidad privada de todo Aragón promovida por la Fundación San Valero. Universidad que en principio se proyectaba para Zaragoza, pero que contempla también otras localidades como Huesca para su emplazamiento.

La Fundación San Valero, promotora de esta universidad, es una institución que tiene más de 50 años de historia y que, como obra diocesana que es, pertenece al Arzobispado de Zaragoza. Posee unos solares cercanos a su sede del zaragozano barrio de Actur, solares en los que en principio está proyectado levantar esta Universidad. Sin embargo, la Fundación no descarta otro emplazamiento en localidades del corredor Huesca-Zaragoza que ya han mostrado este interés, o incluso la propia capital oscense para alguno de sus centros.

La Fundación San Valero se reconoce como una institución sin ánimo de lucro pero que, sin embargo, pretende asumir completamente el coste de puesta en marcha de esta Universidad que ya en su funcionamiento, se sustentará con las matrículas de los alumnos. Aún así, asegura José Ramón Colell, su director, la Fundación no se cierra a poder recibir subvenciones de Europa o instituciones públicas o privadas.

Ahora se habla de que la creación de esta Universidad privada podría hacer daño al futuro de los campus periféricos de la Universidad de Zaragoza como el de Huesca. La Fundación San Valero se muestra consciente del perjuicio que podrían crear a los campus oscense y turolense, pero asegura que van a trabajar, con ayuda del Gobierno de Aragón, para crear la menor afección posible.

Aún así, aún habrá que esperar un tiempo para ver este proyecto hecho realidad. La intención es poder comenzar su actividad incluso en el próximo curso 2005/2006 aunque sea de una manera provisional.

El texto aún tiene que ser remitido a las Cortes de Aragón para comenzar su posterior tramitación legislativa. A partir de ahora la Universidad Privada "San Jorge" deberá solicitar la homologación de los títulos que vaya a impartir y, una vez conseguida dicha homologación, tendrá que solicitar al Gobierno de Aragón el inicio efectivo de sus actividades.

Este proyecto de constituir la primera universidad privada aragonesa contempla la oferta de nueve titulaciones, ocho superiores y una de primer ciclo, que en principio cumplirían las grandes reivindicaciones en materia de estudios universitarios de Aragón. La Universidad Privada "San Jorge" que inicialmente se pretende ubicar en zaragoza, pretende crear los siguientes centros con sus correspondientes enseñanzas:

-Escuela Politécnica Superior con: Ingeniería en Organización Industrial (2º ciclo), Ingeniería Superior en Informática e Ingeniería Técnica de Obras Públicas (especialidad en Construcciones Civiles)

-Facultad de Ciencias de la Comunicación con la Licenciatura en Comunicación Audiovisual, Licenciatura en Periodismo, y Licenciatura en Publicidad y Relaciones Públicas.

-Escuela Superior de Arquitectura con la licenciatura de Arquitectura

-Facultad de Bellas Artes con la Licenciatura en Bellas Artes

-Facultad de Psicología con la carrera de Psicología

Las reacciones no se han hecho esperar estos días. El rector de la Universidad de Zaragoza, Felipe Pétriz, mostraba su descontento al no habérsele informado de que el Consejo de Gobierno pretendía aprobar este proyecto. Sin embargo, desde el Gobierno autonómico, el Consejero de Ciencia, Tecnología y Universidad, Alberto Larraz, ha asegurado que el compromiso de la DGA es con la universidad pública y por ello la Universidad de Zaragoza no ha de temer.

Ahora se habla de que la creación de esta Universidad privada podría hacer daño al futuro de los campus periféricos de la Universidad de Zaragoza como el de Huesca. La vicerrectora del campus oscense, Pilar Bolea, Sin embargo, asegura que sea como sea habrá que aprender a convivir unos centros con otros. Dice que no hay que temerlos pero reconoce que los estudios que van a impartirse en ella, podrían hacer mucho daño a los campus periféricos como el de Huesca o Teruel. Aún así, asegura la vicerrectora no hay que tener miedo a la llegada de este universidad privada y que lo que hay que hacer ahora, es trabajar bien para seguir manteniendo alumnos.

La solicitud de reconocimiento de la Universidad Privada "San Jorge" se remonta al 4 de mayo de 2001 cuando el presidente del Patronato para la Universidad Privada de Aragón presentó una solicitud para el reconocimiento de este centro de enseñanza superior. En el transcurso de los últimos tres años, la entidad impulsora de la Universidad ha ido remitiendo toda la información que tanto desde el Consejo de Coordinación Universitaria como desde el Gobierno de Aragón se le ha requerido. El 10 de junio de este mismo año, el Departamento de Ciencia, Tecnología y Universidad emitió un informe en el que se recogía que: "entendiendo que el expediente cumple los requisitos formales exigidos por la normativa vigente y contiene elementos de juicio suficientes para adoptar una decisión motivada, se considera que procede dar por finalizada la fase de instrucción del expediente de solicitud e iniciar el proceso a seguir para la elaboración y aprobación del anteproyecto de ley de reconocimiento (de la Universidad privada)".

Comentarios