El Forcusa Huesca pone la guinda ante los grandes ganando al Pilotes

2004111314 bm huesca.jpg

En el último segundo y de penalti ganó el BM Huesca por 27-26 al líder de la División de Honor B que todavía no había cedido ningún punto en las ocho jornadas anteriores en lo que fue una tarde de éxtasis en el Palacio de los Deportes donde los casi 1.500 aficionados vibraron y apoyaron al equipo de Txema Senosian, que a pesar de las bajas supo doblegar al Pilotes Posada con un gran partido en defensa, una de las claves del triunfo.

Y eso que no colaboraron para nada los colegiados a los que el partido les fue demasiado grande con dos equipos jugando un balonmano de muchos quilates y que realizaron sobre la pista un gran esfuerzo que tuvo para los locales la recompensa del triunfo.

El encuentro tuvo una primera fase de igualdad en la que el marcador reflejaba unos parciales de 2-2, 5-5, 9-7, 11-9, 12-12 y 13-13 al descanso, demostrándose en estos resultados parciales la igualdad de esta primera parte.

Tras el descanso, el equipo oscense se distanció en el marcador mediado este segundo tiempo con un 22-18 que hacía presagiar lo mejor para el Forcusa. Pero enfrente había un rival muy potente que reaccionó y se situó cinco minutos después con el electrónico a 23-22 favorable a los oscenses con un parcial de 1-4.

A partir de aquí el partido entró en una fase vibrante donde el BM Huesca fue siempre por delante hasta el último minuto en el que los colegiados se volvieron locos. No señalaron una falta clara sobre Pablo Gómez que significó el empate a 26 en la jugada posterior para los gallegos. Seguidamente, César Núñez y Mateu Castelló se enzarzaron en el medio de la pista y los colegiados expulsaron a los dos. Quedaban 7? y el balón era para Forcusa que hizo una acción de ataque en superioridad que terminó con penalti sobre Iker Serrano cuando el reloj se puso a cero.

Ibón Embil fue el encargado de lanzarlo y conseguir el gol de la victoria por 27-26 ante la alegría de los aficionados que se divirtieron en un día para la historia del BM Huesca que cierra una primera fase de la temporada en la que se ha enfrentado a los primeros clasificados, cómodamente situado en la tabla con 7 puntos en 9 jornadas.

El próximo fin de semana el equipo viajará a Aranda para enfrentarse al conjunto amarillo del Weimar en lo que puede ser una nueva oportunidad para conseguir estrenar el casillero de puntos fuera de casa.

Comentarios