Problemas de humedad en la Escuela Oficial de Idiomas

El edificio de la Escuela Oficial de Idiomas de Huesca vive una situación precaria. Se trata de un inmueble muy antiguo que ha tenido varios usos a lo largo de su historia. El paso del tiempo ha provocado que el sótano sufra importantes problemas de humedades los días de fuertes lluvias.

El edificio de la Escuela Oficial de Idiomas de Huesca, instalado en el Paseo Lucas Mallada, tiene detrás una basta historia. Por sus dependencias ha pasado una maternidad, un colegio Universitario hasta finales de los ochenta cuando se convirtió en la Escuela Oficial de Idiomas.

El tiempo no pasa en balde y parte de sus instalaciones están pasando por graves problemas. Es el caso del sótano, donde encontramos la biblioteca. Los dias de fuertes lluvias, el agua pasa factura filtrándose por el suelo.

Parte de culpa de la situación hay que buscarla en el mal estado de firme en patio interior. La dirección provincial de Educación es ya consciente del problema y en su día hizo un estudio de la situación del Centro, lo que falta ahora es tomar medidas.

También el frío se hace notar en estas instalaciones. Las ventanas conservan la carpintería original, no ajustan bien, y dejan pasar las bajas temperaturas del invierno. Alumnos y profesores no es que pasen frío, el problema es que se gasta más energía de la necesaria.

Otra muestra del mal estado en el que se encuentra la escuela es una zona acristalada que se sitúa en la parte posterior de inmueble. Las planchas llevan rotas ya mucho tiempo, pero al tratarse de una zona en desuso, las partidas de mantenimiento se dedican a otras necesidades.

Educación invierte cada año en la Escuela Oficial de Idiomas partidas extraordinarias de mantenimiento. Dinero, en todo caso insuficiente para paliar los problemas que a día de hoy tiene este edificio.

Comentarios