El Senado aprueba por unanimidad una moción de apoyo a la travesía central por los Pirineos

2004111616 vicente guillen.jpg

El pleno del Senado ha aprobado por unanimidad una moción presentada por el senador aragonés, Vicente Guillén (PSOE), por la que se insta a los Gobiernos francés y español a la realización de los estudios precisos para el desarrollo de un nuevo eje ferroviario de gran capacidad a través de los Pirineos. El consenso ha sido posible gracias a una enmienda transaccionada por todos los grupos parlamentarios, según informa Aragón Press.

Todos los grupos parlamentarios han optado por consensuar sus posiciones ante la urgencia y necesidad de un paso, como es la travesía central por los Pirineos, que lleva camino de convertirse en proyecto de Estado. Los grupos catalán y vasco han introducido algunos matices dentro de la moción originaria para que el proyecto sea ?encajado? en el Plan Estratégico de Infraestructuras de Transportes (PEIT), cuya presentación por parte del Gobierno, se espera para finales de año.

Además, se ha querido resaltar el papel de dos ?herramientas? o instituciones que van a ser fundamentales para el buen desarrollo del proyecto: la ponencia de estudio impulsada desde el Senado (en la que colaboran parlamentarios de los dos lados del Pirineo) y la Comunidad de Trabajos del Pirineo (CPT). Se pretende que todos los estudios que se desarrollen desde los Gobiernos español y francés sean sometidos a la supervisión de ambos organismos.

A la espera de la interpelación que dé continuidad a la moción y que permitirá pulsar la opinión del Gobierno respecto a cuestiones todavía pendientes (como el trazado definitivo), desde el PSOE se ha querido fijar una escala de objetivos para que el eje ferroviario no pierda actualidad: en primer lugar, que ambos Gobiernos cierren un acuerdo sobre el trazado final (el paso central por el Vignemale cuenta con muchas posibilidades, aunque no todas). Y en segundo, que se inicie la redacción de los proyectos constructivos antes de 2010. El senador socialista ha aprovechado para subrayar que desde el lado español ?ya se están dando pasos? para materializar lo que todavía es ?voluntad política?, en referencia a la inclusión de este eje pirenaico en el PEIT.

Sin embargo, la situación no es vista de igual manera por el resto de grupos parlamentarios. El senador aragonés del PP, Rodolfo Aínsa, ha presentado alguno de los ?peros? que desde su grupo se ponen a una moción hecha para la galería, como ha llegado a tacharla el senador. Aínsa ha salido en defensa del plan de infraestructuras del ex ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, donde ya estaba planteado tanto el Vignemale como el Canfranc.

Aínsa ha dicho no entender el motivo de una moción que ?presiona? a otros Gobiernos para hacer un nuevo paso fronterizo, cuando los Presupuestos Generales del Estado han rebajado la dotación del Canfranc de 7 millones en 2004 a apenas 500.000 euros para el 2005. Desde el PP se ha solicitado la revitalización del canfranero como ?proyecto realizado y en marcha?. ?Primero hay que hacer los deberes en casa?, ha insistido el senador, ?porque es lo que nos da fuerza y posibilidades reales de presión? al Ejecutivo francés.

Por último, el senador del Grupo vasco, Víctor Bravo ?autor de la interpelación que dio lugar a la Ponencia de estudio de la travesía, que próximamente se reunirá en Jaca- ha deslizado inquietantes dudas sobre la designación final del Vignemale. Incluso se le ha llegado a escapar que el paso se realizará por los Pirineos catalanes. ?Perdón, Pirineos centrales?, ha corregido.

Comentarios