El reglamento de pesca presenta pocas novedades para la temporada 2005

2004111818 pesca Asistentes 1 Consejo Pesca 04.jpg

Recientemente tuvo lugar en el edificio Pignatelli de la de la D.G.A. la reunión del Consejo Fluvial de Aragón, órgano asesor en dicha materia y que eleva al Departamento de Medio Ambiente las propuestas para el P.G.P. de la temporada 2005. La reunión estuvo presidida por el Consejero de Medio Ambiente, Alfredo Boné, acompañado por el Director General del Departamento, Alberto Contreras, acompañado por los diferentes miembros pertenecientes al Consejo de Pesca, Jefes del Servicio, representantes de las tres provincias aragonesas de los servicios provinciales, representantes de las confederaciones hidrográficas del Ebro y del Júcar, de Turismo y Deportes de la D.G.A., veterinaria y Federación Aragonesa de Pesca y Casting con Ramón Rodríguez como vicepresidente del Consejo Fluvial de Pesca y por las tres provincias, Norberto Royo de Teruel, José Pablo Manau de Huesca y José Manuel Ferrero por Zaragoza.

Alfredo Boné abrió la sesión, agradeciendo la presencia de todos los asistentes y resaltando la importancia del Consejo para la Pesca aragonesa. Expreso el deseo de que se trabaje con un horizonte claro el de avanzar en las medidas de protección de las especies piscícolas, futuro y patrimonio de nuestra riqueza faunística y futuro de la actividad de la pesca. Se debe reflexionar en los cupos y modalidades y seguir progresando en una buena gestión. Comentó el trabajo que se está realizando para la mejora en la gestión de espacios y de los cotos deportivos y la importancia que van a tener las comisiones gestoras creadas para el seguimiento de los mismos y hacer las correcciones oportunas para su buen funcionamiento.

Igualmente adelantó la presentación del Reglamento de Pesca desarrollo de la Ley que tiene que ser el referente de la pesca en Aragón y que es deseo de la Consejería que vea la luz lo mas rápidamente posible, agradeció la colaboración prestada de todos, personas y entidades que han aportado sugerencias al proyecto de Reglamento que se presentaba. La pesca es además de un deporte un importante cauce de desarrollo en el territorio por lo que se debe potenciar y no podemos despreciar las especies autóctonas en donde ya están y que son riqueza para determinadas zonas.

José Pablo Manau solicitó al Consejero la necesidad de realizar varios estudios y es que una vez concluidas las depuradoras de cabecera en las localidades del Pirineo, que parece ser pronto van a ser una realidad, ver que repercusión de mejora acusa la trucha, en su reproducción natural, alevines, etc. En los dos años siguientes. Realizar un estudio de la repercusión de las sustancias que se depositan en las carreteras (sales) durante la época invernal para posibilitar la circulación causan en los ríos, que en la mayoría de las vías de montaña discurren paralelos a los cauces, sobre todo en la microfauna y si ello trae como consecuencia una disminución de truchas o afecta al alevinaje. No se conoce nada de esto por no haberse realizado trabajos. También solicitó se estudie, la importancia que esta teniendo la permanencia casi todo el año y cada vez en mayor número del cormorán y la garza en los ríos trucheros, especies que antes solo permanecían escaso tiempo en nuestra región y ahora lo hacen todo el año e incluso crían.

Sobre el protocolo de colaboración entre Aragón y Cataluña en las aguas compartidas se informó de los cambios que se están produciendo en Cataluña entre la Administración y Federación Catalana de Pesca y que posiblemente afectarán a la gestión conjunta del embalse de Ribarroja, pero por este año todo sigue igual respecto al Noguera Ribagorzana, tramo compartido. De la reunión mantenida en la ciudad de Lleida se informó que la temporada de pesca de la trucha en el río Noguera Ribagorzana en régimen normal será del segundo sábado de marzo al 31 de agosto. En aguas de alta montaña el periodo hábil será del segundo sábado de mayo hasta el treinta de septiembre. Valdrá la licencia catalana y aragonesa indistintamente en el Noguera Ribagorzana, desde el límite del término municipal de Viella hasta el puente de Albesa en Lleida.

Del punto tercero otras propuestas al Plan General de Pesca para la temporada 2005. Las más interesantes de las presentadas, pueden ser las siguientes: En Aragón la temporada normal de pesca comenzará del tercer domingo de marzo al 31 de agosto. En alta montaña del 1 de junio al 31 de agosto. Del 1 al 15 de septiembre en cotos de c/s y tramos de c/s y en los ibones se autoriza la pesca a mosca y con boya en la modalidad de captura y suelta. Se elimina el bagre (leuciscus cephalus) como especie de pesca. Se pone como especie objeto de pesca el piscardo (Phoxinus phoxinus). El black-bass la medida mínima pasa a ser de 30 cm en vez de los 21 cm. y sigue a 35 cm. en Mequinenza.

Se establece un cupo de seis capturas en la pesca de black-bass por pescador y día en todas las aguas de Aragón (antes no tenía cupo), en Mequinenza seguirá siendo de tres ejemplares. En los escenarios para eventos deportivos de pesca que se relacionan en el anexo 9 del P.G.P. será obligatorio la devolución de todos los ejemplares vivos de carpa y demás especies autóctonas una vez terminada la jornada de pesca, excepto en el embalse de Mequinenza donde el cupo de carpas se fija por pescador y día en seis ejemplares.

En la pesca de la trucha, en cebos para su pesca, queda con la siguiente redacción: ? se autoriza la pesca con caña usando exclusivamente los siguientes cebos naturales de la fauna autóctona: lombriz de tierra, draga, canutillo, grillo y saltamontes; así como los cebos artificiales: cucharilla, mosquito con a sin boya con un máximo de cuatro por aparejo (quedando prohibido, en la línea de pesca, el lastrado exterior de las moscas) y el pez artificial. En la pesca a mosca con cola de rata se autoriza todos los señuelos artificiales propios de este sistema. Del punto cuarto cabe resaltar el interés que hay por parte del Departamento de preservar y si es posible recuperar en lo que se pueda el cangrejo autóctono, para lo cual va a salir un decreto de recuperación en donde los pocos sitios donde quedan en Aragón van a ser totalmente protegidos y cuidados y a partir de ahí intentar su posible extensión en otras zonas.

Un programa muy interesante, pero desde el punto de vista del pescador actual de a pie y antiguamente también del cangrejo de río autóctono, muy escéptico debido a lo delicado que es este cangrejo que cualquier cosa le afecta y muere. El Consejo Fluvial de Aragón, ya a puesto las bases para la redacción definitiva de las normas de la temporada 2005. Los pescadores ya solo deben esperar a Marzo y que esta se desarrolle con normalidad y sea totalmente satisfactoria.

Comentarios