El programa de detección precoz de la sordera de Aragón cumple dos años

El Departamento de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón puso en marcha hace dos años el Programa de Detección Precoz de la Sordera. Desde entonces, todos los recién nacidos, ya sea en hospitales públicos o privados, pasan las pruebas diagnósticas que permiten detectar la existencia de algún tipo de trastorno auditivo, desde afecciones muy leves a las más graves. Se calcula que afecta a un 5% de los bebés, mientras uno de cada 3.000 nacimientos padece una hipoacusia profunda, además el 80% de los déficits auditivos se presentan ya al nacer o en la etapa neonatal.

Normalmente, estos casos se detectaban en el entorno familiar hacia los dos años, por lo que la implantación de este programa en los hospitales ha abierto la posibilidad de hallar un trastorno auditivo antes del primer mes de vida, lo que supone un gran avance en el tratamiento a seguir con estos niños, ya que de ello depende que las repercusiones en la adquisición del lenguaje sean mucho menores y que la integración del niño en la sociedad se haga más tempranamente. La presencia de problemas auditivos en el neonato, no solo supone una discapacidad directa para el recién nacido, sino que también provoca retrasos significativos en el desarrollo del lenguaje y en la capacidad de comunicación. En general, los niños con este problema tienen niveles de producción de habla limitados, retraso en la adquisición del lenguaje y logros académicos reducidos, sobre todo, en aquellas áreas relacionadas con el lenguaje.

Actualmente, las pruebas de Detección Precoz de la Hipoacusia Infantil se incluyen dentro de las de Diagnóstico Precoz Neonatal, en las que están la prueba del talón, o el screening genético y metabólico. Desde que se pusiera en marcha este programa, en septiembre de 2002, solo en el Hospital Universitario Miguel Servet, donde nacen el 40% de los niños en Aragón, se han realizado casi 10.000 pruebas, 260 han precisado una segunda prueba y 41 han sido derivados al Servicio de Otorrinolaringología (ORL).

Cuando se detecta una sordera profunda, entre las opciones terapéuticas en este momento, destaca por su efectividad el implante coclear. En Aragón, el primero se realizó en el año 1994 en el Servicio de ORL del Hospital Clínico Universitario "Lozano Blesa", por lo que se cumplen ahora diez años. En este tiempo, se han llevado a cabo 63 implantes.

La presentación de estos resultados será una de las cuestiones que se abordará en la Jornada sobre el Diagnóstico y Tratamiento de la Hipoacusia Profunda en Aragón, el próximo viernes 26 de noviembre, en la que también se analizarán los conceptos novedosos sobre las hipoacusias genéticas y se hará balance del Programa de Detección Precoz en Aragón. Este encuentro, que reunirá a médicos de distintos hospitales de la Comunidad Autónoma, será inaugurado a las 9 horas por el gerente del Servicio Aragonés de Salud, Antonio Brun, y clausurado a las 13,30 horas por la consejera de Salud y Consumo, Luisa María Noeno. Las sesiones tendrán lugar en el salón de actos Muñoz y Fernández del Hospital Universitario Miguel Servet.

Comentarios