La ASZA lucha para suprimir las barreras de comunicación en todos los ámbitos de la vida diaria.

Dentro de los actos programados con motivo de la Semana Cultural de la Asociación Pro- Salud Mental ASAPME de Monzón, este jueves tuvo lugar una conferencia llevada a cabo por miembros de la ASZA (Agrupación de Sordos de Zaragoza y Aragón), en la que se habló de esta ?minusvalía invisible?, y del trabajo de la entidad en la Comunidad Autónoma.

La entidad tiene como objetivo principal defender los intereses y derechos de las personas sordas, garantizando su participación en la sociedad como ciudadanos de pleno derecho.

Para conseguir la participación efectiva de las personas sordas en la sociedad se plantea como prioridad la supresión de las barreras de comunicación en todos los ámbitos de la vida diaria logrando varios objetivos: el acceso a la educación, promoviendo el sistema bilingüe en los centros educativos y fomentando la participación de los alumnos sordos en la educación superior, acceso al empleo de calidad, garantizando la participación en la vida laboral de la persona sorda, acceso y uso de los bienes y servicios de la sociedad y el acceso a la información.

Asza nace en 1932, y es en el año 2000 cuando se crea el Centro de Servicios para la Comunidad Sorda en Huesca (CES Huesca) para acercar a las Personas Sordas de esta provincia los servicios y recursos necesarios para la Supresión de Barreras de Comunicación. Otro de los objetivos del CES Huesca es dar a conocer la Comunidad Sorda y sensibilizar a la sociedad oscense sobre lo que significa la sordera, los problemas a los que se enfrenta una persona sorda y sus potencialidades. En el CES Huesca se ofrecen entre otros servicios, intérpretes, orientación y gestión laboral de servicios y de recursos.

Comentarios