La Diócesis de Huesca pone en marcha la campaña a favor de la vida

2004112626 cartel eutanasia.jpg

Despues de que la Conferencia Episcopal Española la presentase hace ya unas semanas, este próximo fin de semana, por fin la iglesia oscense se suma a la campaña en la que se pretende mostrar las bondades de la vida, sea cual sea nuestro estado de salud.

Los feligreses de la Diócesis de Huesca encontrarán en sus parroquias carteles y folletos en los que, con el título de ?Toda una vida... para ser vivida?, la Iglesia realiza una encendida defensa de la vida y en contra de la eutanasia, un asunto que se ha venido debatiendo en España en las últimas fechas.

Con el fin de aclarar una cosa y otra, lo que es la eutanasia y la postura de la iglesia, se van a repartir 15.000 folletos y 200 carteles en las iglesias. El hecho de que, hasta ahora, no se haya desarrollado esta campaña en Aragón, fue porque no se quería mezclar con otras iniciativas, como fue la celebración del Día de la Iglesia Diocesana.

Las ideas fundamentales de la Iglesia son las siguientes:

- La legalización de la eutanasia precipitaría graves consecuencias sociales. Los más débiles estarían más desamparados; los ancianos y los enfermos se verían arrastrados a pensar que son menos dignos y valiosos; algunos incluso podrían ser fácilmente eliminados sin su consentimiento y se introduciría un factor de desconfianza en la familia y en los profesionales de la medicina.

- Desde la fe, la vida es nuestra, porque Dios nos la ha dado, pero no está a nuestra entera disposición como si fuera una finca o una cuenta bancaria.

- Llamar muerte digna a la eliminación de un ser humano es una perversión ética del lenguaje. Por mucha confusión que se quiera crear, no hay dudas sobre este tema, puesto que se trata de quitar la vida a una persona, aunque sea con su consentimiento.

- La Iglesia acepta la llamada "ortotanasia", consistente en dejar morir a tiempo, con dignidad y en paz, sin el uso de medios desproporcionados o extraordinarios.

Comentarios