A menos de un mes

Lorenzo Río

Vamos ya directos a ella, abocados y ahora sí que ya no hay vuelta atrás. Comenzamos ya diciembre y eso nos suena a invierno, a frío y a ?campanitas de Belén?. Vamos, que la Navidad está ahí, a la vuelta de la esquina; qué digo a la vuelta... ¡Si ya casi la ha torcido! No hay nada más que caminar por las calles de la ciudad y, aunque sin iluminar, podemos ver las luces navideñas que adornan muchas fachadas, plazas y calles oscenses; u observar los escaparates de los comercios y ver el espumillón de colores que engalana todo lo expuesto.

Bueno y si hablamos ya de los centros comerciales... Hay algunos en los que parece que la Navidad nació ahí. Es que hay tanta decoración navideña por todos sus rincones, que uno no sabe ni dónde mirar. Por cierto, que este año de nuevo Papá Noel y su séquito de duendes y renos se ha vuelto a multiplicar y reproducir por todos estos complejos comerciales. Ahí están, haciendo horas extras para recibir la carta de Reyes de los más pequeños, que muchos, por cierto, la tienen escrita incluso casi desde el verano. ¿No han pensado alguna vez que resulta realmente contradictorio que un niño español escriba una carta para los Reyes Magos y, sin embargo, se la entregue a Papá Noel? Yo creo que le tiene que resultar cuando menos desconcertante. Y es que a veces pecamos pensando en la inocencia de los niños y es que son eso, inocentes, no tontos. Menos mal que aún quedan padres coherentes que llevan a sus hijos a eso, a entregar su carta de Reyes, precisamente a los Reyes.

Vamos, que con todo esto, estamos ya ahí, con las fiestas encima y a menos de un mes para la Navidad.

Comentarios