Cartas al director: el Trasvase de plástico

Carlos Rueda, los verdes-sos.org, Coordinador Jacetania

En pocos años el consumo de agua en botellas de plástico se ha convertido en algo normal. Las papeleras, las calles y las cunetas están repletas de envases. Pregunten a un hostelero cuál es el producto que le deja mayores beneficios.

La Asociación Nacional de Empresas de Bebida Envasada (aneabe.com) facturó cerca de 900 millones de euros en 2003. Un total de 5.098 millones de litros y 3.837 millones de envases. Es decir: no menos de 200 mil camiones de gran tonelaje para su distribución, cinco millones de toneladas de residuos plásticos, decenas de millones de litros de diesel... para beber agua. Un monumento anti-Kyoto.

Las multinacionales de los refrescos van tomando posiciones en los cinco continentes. En Bolivia, India y otros países se han producido auténticas rebeliones populares. Es matemático: se privatiza la gestión del agua y empeora su calidad, se incrementa la venta de la embotellada y el precio se dispara como para poner un bar en Bolivia, en la India o en Aragón.

La factura de Aneabe, y solo esta factura, equivale a 7,5 recrecimientos anuales de Yesa en cota máxima. Un "pequeño" detalle que ignora la FNCA, acaso un requisito imprescindible para obtener el "premio" de la banca Goldman. La FN-CHA es el tapón del verdadero debate del agua.

Entretanto ¿qué hace la Administración? Privatizar acuíferos y aumentar impuestos sobre la gestión del agua. Depuradoras, desalinizadoras... agua infumable que te despelleja la piel.

Dígase claramente si el consumo de agua de boca tiene prioridad o no sobre cualquier otro. Dígase si contar con agua corriente de calidad en el grifo es una utopía. Si ambas respuestas son afirmativas entonces se trata de una emergencia nacional.

¿Es necesario un plan urgente de fuentes públicas? ¿Es preferible una red doble en cada casa?

Somos agua en un 80% , no en beneficios.

Comentarios