RENFE garantiza los servicios esenciales durante la huelga

El Ministerio de Fomento ha elaborado un decreto en el que se establecen los servicios esenciales con los que se pretende garantizar la movilidad de los ciudadanos durante las jornadas de paro convocadas por los sindicatos de Renfe para los próximos días 3 y 9 de diciembre, fechas que coinciden con el inicio y el final del largo fin de semana que enmarca las festividades de la Constitución y la Inmaculada.

Para la empresa, los motivos que alegan los sindicatos para mantener los paros carecen de justificación ya que la negociación del convenio colectivo de Renfe se inició el pasado 17 de noviembre, hace apenas 15 días, y en estos momentos el proceso está abierto y se sigue negociando. La empresa ha aceptado los planteamientos de las centrales sindicales y recoge la reivindicación de realizar la revisión salarial planteada para la función pública en 2005, que es del 3,54 por ciento de incremento de la masa salarial. La distribución de esa cantidad se va a dilucidar en las distintas mesas negociadoras del convenio.

Por lo que respecta a los aspectos relacionados con la entrada en vigor de la Ley del Sector Ferroviario, Renfe considera que estas cuestiones se encuentran fuera del ámbito de negociación de la empresa y que los sindicatos cuentan con interlocución en los organismos en los que en estos momentos se está debatiendo la aplicación de la Ley,

Servicios esenciales

Los servicios esenciales que se han establecido afectan a los diversos servicios de viajeros de Renfe. Para Cercanías, en los 11 núcleos en los que Renfe presta servicio los mínimos se han fijado en función de los periodos horarios en los que se produce la afluencia de los viajeros. Así, en los periodos denominados "punta", de 6 a 9 horas, de 14 a 16 horas y de 18,30 a 20,30 horas, circulará como media el 75 por ciento de los trenes programados. El resto de la jornada, el número de circulaciones será el 50 por ciento de las habituales.

Por lo que respecta a los trenes de Regionales los servicios esenciales garantizan la circulación del 65 por ciento de los trenes habituales haciendo especial hincapié en mantener un mayor número de circulaciones en los trayectos de mayor demanda.

En Grandes Líneas circulará el 66,8 de los trenes habituales, lo que garantiza al menos un tren por cada relación y sentido mientras que en los servicios de AVE el porcentaje de trenes que van a circular está en el entorno del 70 por ciento.

Comentarios