Cartas al director: Presupuestos Insolidarios

Rodolfo AINSA

El Partido Popular ha presentado un veto y 1.432 enmiendas en el Senado a los Presupuestos Generales del Estado 2005 porque son opacos, poco creíbles, no impulsan la actividad económica y, por tanto, llevarán a un menor crecimiento y al aumento inevitable del desempleo. Las primeras cuentas socialistas no le cuadran ni a Pedro Solbes ni a Miguel Sebastián. Son opacos, en primer lugar, porque nunca sabemos cuál es el precio final que el PSOE paga a sus socios de coalición (ERC e IU) y, en segundo lugar, porque ya han anunciado que hay tiempo suficiente para el diálogo ?tiempo de cesiones al chantaje- con los otros tres partidos que han presentado vetos: PNV, CiU y el BNGa. ¿Cuánto cuesta al contribuyente el apoyo de los nacionalistas para que Zapatero siga en La Moncloa? Que lo digan. Ya hemos visto cómo tras desmontar el PHN por contentar a los independentistas ahora congelan los grandes proyectos diseñados por el Gobierno del presidente Aznar en infraestructuras: redes viarias y alta velocidad. Las autonomías en manos populares han comprobado, desgraciadamente, cómo se quedan sin inversiones. En suma, se rompe la cohesión social y territorial. Sin rodeos: se rompe España por la insolidaridad socialista. Nos bombardearon semanas atrás informativamente intentando convencernos de que el gasto social lo justificaba todo y mira tú por dónde, las inversiones en educación, justicia y pensiones son menores que antes. Estos son los progresistas. "Pásalo".

A todo ello, nos amenazan, además, con anular las desgravaciones por vivienda o los fondos de pensiones; o vuelven al tipo único que defiende el asesor presidencial pero que niega rotundamente el vicepresidente. Los bandazos de la ministra Trujillo en vivienda son épicos. Resultado: incertidumbre. No hay nada más grave que romper la confianza de los empresarios, agentes sociales y ciudadanos. Y ZP y su gobierno lo han conseguido en doscientas días escasos de mandato. La economía no admite bromas. Los experimentos con gaseosa.

Los PGE-2005 no pueden ser creíbles porque parten de tres premisas falsas: una inflación del 2 por 100 ( en realidad el 3,4); un crecimiento del PIB del 3 por 100 (2,4 es la última revisión); y un precio del petróleo a 35 dólares barril: estamos en 47 dólares. Solbes sugiere nuevas modificaciones en las cuentas del Reino. ¿Antes o después de pasar por el pleno de la Cámara Alta? El gobierno va a gastar en los próximos doce meses 124.126 millones de Euros mientras ingresará 117.592. Unos guarismos que destrozan por vez primera en nueve años el pacto de estabilidad y el déficit cero. ¿Quién pagará este despilfarro encubierto bajo el apelativo de lo social? El ciudadano de a pié, el pensionista, los autónomos y las pymes. En suma, el contribuyente y en especial las familias. Nosotros, los populares no vamos a negociar con el PSOE la retirada de esta enmienda a la totalidad de las cuentas públicas aunque nos acusen injustamente de desestabilizar al Ejecutivo; no vamos a ser cómplices de hipotecar a los españoles con estas cuentas de la lechera. Son unos presupuestos irreales y sobre todo insolidarios. Y tampoco estamos dispuestos a que la debilidad gubernamental y la falta de política económica la paguemos a escote. Creo que nuestro portavoz y presidente del Grupo Parlamentario, Pío García Escudero, lo ha expresado con suma claridad: ?Un veto a los PGE sería el peor castigo que sufre un gobierno en la historia de la democracia?. Convenimos en ello y recordamos, además, que democracia, es saber dónde va cada euro del contribuyente. No a las cuentas (socialistas) opacas.

Comentarios