CHA reclama una ley que regule los locales de ocio y sus actividades

Aragón no cuenta con una normativa legal sobre los locales de ocio, por lo que hasta el momento las Entidades Locales son las que han tenido que hacer frente a los problemas de ruidos y molestias a los vecinos de los locales de ocio nocturno. Por ello, CHA va a proponer ahora una Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas.

El portavoz del grupo parlamentario CHA, Chesús Bernal, ha registrado una proposición no de ley en la que insta al Gobierno de Aragón a que presente y remita a las Cortes, en un plazo de tres meses, un Proyecto de Ley de Espectáculos Públicos y Actividades Recreativas en el que se regulen y ordenen cuestiones tales como la seguridad del público asistente, la higiene de las instalaciones y las medidas para evitar molestias a los vecinos o a terceras personas.

Mientras numerosas Comunidades Autónomas (como Andalucía, Baleares, Cataluña, Madrid, La Rioja, Navarra y País Vasco) cuentan con legislación en este sentido, Aragón carece todavía de ella, por lo que Bernal considera ?urgente y perentorio que nuestra Administración se dote de una regulación que permita un eficaz ejercicio de sus funciones y una distribución adecuada de las competencias al respecto?. Tal y como señala el portavoz de CHA, ?hasta el momento las Entidades Locales, obligadas por la propia realidad cotidiana, han tenido que ser las que lidien con la problemática que genera la celebración de actividades recreativas de carácter económico-social, especialmente en lo que se refiere a los problemas de horarios y ruidos que afectan a los vecinos de las zonas de ocio nocturno?.

Otros aspectos a contemplar deberían ser, además, los requisitos y condiciones exigibles para la construcción, habilitación y transformación de edificios y locales para espectáculos, los procedimientos de autorización y concesión de licencias de apertura y reforma, los requisitos y condiciones en los supuestos de instalaciones eventuales, portátiles o desmontables, las condiciones relativas a los elementos personales (organizadores, actuantes y público) y al régimen de celebración de los espectáculos (horarios, carteles, venta de localidades, prohibiciones y suspensiones...) y, por último, el régimen sancionador.

Comentarios