El juez llama a los vecinos antes de resolver el contencioso de Magdalenas Heras en Monzón

Esta semana, posiblemente, el viernes el titular de lo Contencioso Administrativo ha convocado a las tres partes implicadas en el caso de ? El Quiteriano? ( Magdalenas Heras), es decir, empresa, Ayuntamiento de Monzón y Vecinos de La Carrasca, que interpusieron en su día contencioso por ruidos y molestias. En principio, está será la última reunión antes de que la Sala se pronuncie sobre la suspensión cautelar del decreto de cese de la actividad solicitado por la empresa.

Como ya adelantó esta redacción, el Ayuntamiento había solicitado que en la resolución del juez se contemplará la reclamación de 120.000 euros por parte de los vecinos de la zona, que habían interpuesto contra el consistorio y que se había admitido a tramite. Ahora el juez determinará de una manera global teniendo en cuenta la demanda de los vecinos, y la de la empresa de suspensión cautelar del cese de actividad hasta que se dirima, si el decreto de cierre es aplicable.

Mientras en este tiempo, El Quiteriano está trabajando en la zona verde objeto de contencioso con el Ayuntamiento, ya que tenía que haberse hecho en los noventa con la licencia de apertura y haber cedido en ese momento al Ayuntamiento. Además, está presentado la documentación que faltaba de la fabrica nueva, que con respecto al proyecto inicial cuenta con un deposito de gasóleo y una nueva línea de producción.

Magdalenas Heras, la empresa amenaza entonces con un expediente de regulación para la plantilla (70 trabajadores), interviene el consejero de Industria con el que se pacta un plazo de cuatro meses para ejecutar la zona verde y cederla al ayuntamiento y legalizar la actividad. Transcurre el plazo y no se hace nada ni se tramita. El Ayuntamiento pasa la comprobación de la nueva fábrica y descubre una tercera línea de producción sin declarar. Ello tras un nuevo informe jurídico hace que el Ayuntamiento de Monzón continúe con el expediente paralizado y decida el cese cautelar de la actividad en el plazo de diez días. Dada la petición que realiza la empresa sobre la suspensión cautelar del decreto, el Ayuntamiento decide esperar a que la Sala de lo Contencioso dictamine en uno u otro sentido para finalizar el expediente o dejarlo en suspenso hasta el final del contencioso administrativo.

Comentarios