La Feria del Libro Aragonés cierra su décima edición con un buen sabor de boca.

2004120707 fla.JPG

Tras dos jornadas y media de presentaciones de libros, música y fiesta en torno a la cultura aragonesa, la décima Feria del Libro Aragonés de Monzón ha cerrado sus puertas con un muy buen sabor de boca. La entrega de los premios FLA y la actuación del grupo folklórico Nuestra Señora de la Alegría han sido los actos que han cerrado esta feria. Una nueva edición, de la que su Director, Chorche Paniello, hace un balance muy positivo, por la respuesta de editores, visitantes así como por la presencia de los medios que se han dado cita en el Salón de la Prensa.

Con la Feria del Libro, Monzón se ha convertido un año más en la capital cultural de Aragón. Han estado presentes el 90 % del panorama editorial aragonés. La presentación de 42 libros así como creaciones musicales, el Taller del Cómic, las conferencias, los homenajes y los juegos tradicionales, han sido, entre otros, sus destacados atractivos.

Así mismo, la Feria ha apostado en su décima edición por el Salón de la Prensa Aragonesa, en el que ha estado presente una nutrida representación de medios escritos de la región. Ha sido la primera vez que se ha organizado un salón de estas características en Monzón, y la experiencia, según Chorche Paniello, ha sido muy positiva.

Paniello ha destacado la satisfacción de las editoriales aragonesas presentes, por ser esta feria un perfecto escaparate para mostrar sus publicaciones.

Chorche Paniello, que ha anunciado que tras esta edición dejará de estar a la cabeza de la Feria del Libro como Director, deja una feria que ?ha ganado año a año?, y en la que ha crecido la amistad entre los aficionados a las letras aragonesas.

Comentarios