CHA presenta en las Cortes 18 enmiendas a la Ley de Acompañamiento

Chunta Aragonesista ha presentado 18 enmiendas a la Ley de Acompañamiento a los presupuestos, en las que, entre otros asuntos, solicita la deducción en el IRPF a partir del primer hijo y no desde el tercero, la equiparación de las reducciones por sucesión y donación en la transmisión de empresas familiares y una nueva tributación de la fiducia sucesoria.

CHA propone la supresión de todos los artículos del Proyecto de Ley que afectan a Leyes que no guardan relación con la finalidad que debería tener una Ley de Acompañamiento. Así, el Proyecto de Ley reforma preceptos de, entre otras, de la Ley de Espacios Naturales Protegidos, la Ley del Instituto Aragonés de la Juventud, la Ley del Instituto Aragonés de la Mujer, la Ley del Consejo Aragonés de la Tercera Edad o la Ley de protección animal. CHA está de acuerdo con las reformas de estas Leyes, pero considera que las mismas deberían tramitarse mediante Proyectos de Ley específicos de carácter sectorial.

En el bloque de enmiendas fiscales, CHA propone que la deducción de la cuota íntegra autonómica del IRPF por nacimiento o adopción de hijos se aplique a partir del primero, y no del tercero como plantea la Ley de Acompañamiento. En el impuesto de sucesiones y donaciones, el Gobierno propone que los hijos menores de edad que hereden una cantidad menor o igual a 3 millones de euros no tributen, mientras que CHA reduce esa cantidad a 1 millón de euros, pero amplía la medida a todos los descendientes. CHA también plantea la equiparación de las condiciones para las la aplicación de beneficios fiscales por sucesión y donación en el caso de las empresas familiares.

CHA también considera que el actual procedimiento de liquidación de las herencias ordenadas mediante fiducia -una figura jurídica fundamental en nuestro Derecho Foral-, establecido por la anterior Ley de Acompañamiento contraviene las recomendaciones del Justicia de Aragón y una reciente sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón, por lo que propone una nueva regulación. La fiducia consiste en que cualquier aragonés puede nombrar a una o varias personas para que, tras su fallecimiento, éstas designen a sus herederos y distribuyan sus bienes. Desde el fallecimiento hasta que se ejecuta la fiducia pueden pasar años, pero, aún así, los presuntos herederos deben pagar a partes iguales aunque finalmente a lo mejor sólo uno de ellos o ninguno recibe la herencia. CHA propone que nadie tribute en el momento del fallecimiento y que cuando se ejecute la fiducia tribute por lo recibido el que haya resultado ser finalmente el heredero.

Otras enmiendas presentadas por Chunta Aragonesista están dirigidas a que la gestión de las tasas relativas a medio ambiente no corresponda al INAGA sino al propio Departamento.

Comentarios