Buen inicio de temporada invernal en el Altoaragón

2004120808 esqui.JPG

Más de 70.000 esquiadores han pasado este puente por las estaciones de esquí de Astún, Candanchú y Cerler y los establecimientos hoteleros están satisfechos con la afluencia de visitantes. La ocupación hotelera ha rondado el 90% en todo el Pirineo. Los días de mayor afluencia de esquiadores han sido el domingo y el lunes.

Andrés Pita, de la estación de Astún, ha hecho un balance positivo de este puente, debido a la gran afluencia de esquiadores registrada y al buen tiempo que ha predominado durante los cinco días. Según ha destacado Pita, el domingo y el lunes fueron los días en los que la estación registró un lleno total.

Desde Candanchú, su director, Eduardo Roldán, ha afirmado que ?se ha salvado el puente, ha habido nieve y gran cantidad de esquiadores, además de buen tiempo, por lo que ha sido positivo?.

El anuncio de algunas estaciones de esquí de que finalmente no tenían previsto abrir sus puertas este largo puente hizo pensar que habría anulaciones, pero finalmente la afluencia de turistas a todos los valles ha sido aceptable.

En el resto de la provincia de Huesca, el turismo interior también es atractivo en estas fechas. Por el Belén de Monzón, estos cinco días han pasado 8.500 visitantes.

Y el alcalde de Alquézar, Mariano Altemir, califica el puente de espectacular.

Muchos turistas han aprovechado para hacer visitas en el día.

La cruz de la moneda ha sido, una vez más, las retenciones en los accesos a las pistas de esquí. La gran afluencia de esquiadores a una misma hora y el hecho de que no estuviesen abiertas todas las estaciones de esquí provocaron el domingo y el lunes retenciones de hasta 25 kilómetros.

Otros turistas se quejaban de que en Villanueva de Sijena, la Casa Natal de Miguel Servet y el Monasterio permanecieron cerrados este martes. Por uno u otro motivo, en el Restaurante La Bodega de Villanueva de Sijena, aseguran que este puente ha sido más flojo que otros años.

Comentarios