El Museo Diocesano forma a sus voluntarios

2004120909 museo diocesano.JPG

Una veintena de personas, voluntarios del Museo Diocesano de Huesca, de todas las edades, están siguiendo un cursillo de formación, con el fin de que su trabajo sea lo más operativo posible. Las clases corren a cargo del Delegado de Patrimonio de la Diócesis, José Mª Nasarre, y de la guía del museo, Susana Villacampa. Hasta el momento, se han dado cuatro sesiones, y quedan todavía dos más.

En este cursillo se abordan temas generales sobre la historia del arte y términos propios de este mundo. Además, se dan explicaciones rigurosas sobre las salas del Museo Diocesano y las piezas que allí se exponen, con el fin de que los voluntarios puedan dirigir visitas guiadas, principalmente en el verano y otras épocas turísticas. Del mismo modo, se ofrencen a los ?alumnos? referencias bibliográficas para que puedan ampliar su formación.

El Museo Diocesano cuenta con voluntarios desde el año 2000. Sin embargo, ha sido en los últimos meses cuando su número se ha ampliado, ya que, a raíz de la inauguración del Claustro Románico de la Catedral, se celebraron unas jornadas de puertas abiertas, de captación de voluntarios, en las que se apuntaron numerosas personas.

Hay que pensar que, además de realizar trabajos de cara al público, como recepción y acogida de visitantes, reparto de entradas o las visitas guiadas, los voluntarios también participan en la elaboración de la página web o en los talleres didácticos, por lo que su trabajo se desarrolla en muchos niveles.

Los responsables del museo se han mostrado muy satisfechos por cómo se está desarrollando este cursillo de formación, que se lleva a cabo los jueves por la tarde, ya que han encontrado a gente con mucho entusiasmo y ganas de aprender y de trabajar. No todos son jubilados, hay voluntarios de todas las edades, pero en todos los casos se trata de personas con una cierta formación o nivel cultural. Entre ellos, por ejemplo, hay maestros o algún guía turístico jubilado.

Comentarios