Campaña para prevenir la obesidad infantil y fomentar buenos hábito de alimentación y el ejercicio físico entre los jóvenes

La Ministra de Sanidad y Consumo, Elena Salgado, ha presentado esta mañana la campaña informativa que lanzará su Departamento desde hoy y hasta el próximo día 19 de diciembre para promover entre los niños y adolescentes hábitos de vida saludables, entre ellos una correcta alimentación y la práctica de ejercicio físico, con el objetivo de prevenir la obesidad infantil.

Con el lema ?Prevenir la obesidad infantil es un hábito muy sano? y con un presupuesto de 1.210.000 euros (1.000.000 para adquisición de medios y 210.000 para creatividad y producción), la campaña incluye más de 200 pases de un spot de televisión de 25 segundos en cadenas nacionales y autonómicas; una cuña de radio de 25 segundos, con más de 70 emisiones; una veintena de inserciones en diarios de información general, deportivos, revistas y suplementos; cerca de 750 marquesinas en calles, centros comerciales y estaciones de metro y tren; pases en más de 300 salas de cine; y distribución de 50.000 trípticos y 5.000 carteles.

La obesidad es uno de los problemas de salud pública más preocupantes en este momento, debido a su alta prevalencia y a su evolución ascendente. En España, uno de cada dos adultos tiene exceso de peso: concretamente el 39% de los adultos tienen sobrepeso y el 15,5% son obesos. Más preocupante aún es la situación en la infancia: en apenas dos décadas, en nuestro país hemos pasado del 5% al 16,1% de niños obesos (entre 6 y 12 años). Como ha explicado la Ministra, ?esta alta tasa de obesidad infantil tiene una enorme importancia puesto que predice, en parte, la obesidad que nos espera en los próximos años, con las repercusiones negativas de toda índole que ello probablemente va a tener sobre las cifras de enfermedades asociadas y de mortalidad?.

Los costes directos e indirectos asociados a la obesidad suponen un 7% del gasto sanitario total de nuestro país, lo que representa 2.500 millones de euros anuales.

Como ha explicado Elena Salgado, las causas principales de estas cifras en nuestro país son el cambio de hábitos alimenticios ?dietas poco saludables- y el abandono de la actividad física. Ello supone que se consumen más calorías de las necesarias (una media del 19% más) y no se realiza actividad física suficiente para consumir este exceso. Asimismo, el abandono de hábitos alimenticios como los que constituyen la base de la dieta mediterránea han provocado un desequilibrio: según los últimos estudios sólo el 50% de la población española tiene unos hábitos alimentarios saludables; cerca del 40% apenas cumple algunos aspectos básicos de las recomendaciones nutricionales para la población, mientras que, en el otro extremo de la balanza, un 10% de nuestros ciudadanos no las siguen en absoluto.

De hecho, según los últimos datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el consumo de alimentos fuera de casa ha experimentado un notable crecimiento en los últimos años: hoy, casi un 30% del gasto en alimentación se emplea en pagar comidas que se hacen fuera del hogar.

Las recomendaciones básicas más sencillas son no prescindir del desayuno, que es una de las comidas fundamentales del día (el 8% de la población infantil y juvenil española omite habitualmente el desayuno), que la familia procure comer junta (el 27% de las familias rara vez comen juntas, por lo que los hábitos alimentarios no se transmiten de padres a hijos) y realizar cierta actividad física en el tiempo de ocio (España es el país europeo en el que se hace menos actividad física en el tiempo de ocio, sólo superada por Portugal). El 38% de los jóvenes españoles se declaran sedentarios, sustituyendo la actividad física por la televisión, el ordenador o los videojuegos.

Ante esta situación, es básico trabajar sobre todo en la prevención de la obesidad infantil, para lograr que las previsiones no se cumplan, asentando hábitos de dieta saludable y de actividad física desde la infancia. ?Los hábitos alimentarios y la práctica habitual de actividad física -ha afirmado la Ministra- se configuran fundamentalmente en la infancia, en el seno de la familia, pueden reforzarse en el medio escolar y se desarrollan y asientan a lo largo de la vida del individuo. Por esta razón, la campaña que hoy presentamos refuerza la idea de la importancia de promover estos hábitos desde la infancia, ya que, una vez aprendidos, serán para toda la vida?.

Para combatir esta tendencia, la Asamblea Mundial de la OMS aprobó el pasado mes de mayo, durante su 57º Sesión, la Estrategia Mundial sobre Régimen Alimenticio, Actividad Física y Salud y pidió a todos los países que desarrollaran esta Estrategia a nivel nacional.

Comentarios