El Justicia alerta de los accidentes en desplazamientos al trabajo en Aragón

Fernando García Vicente, Justicia de Aragón, ha presentado el informe especial ?Valoración y seguimiento del problema de la siniestralidad laboral en Aragón?. Según el estudio, el índice de incidencia de accidentes de trabajo con baja durante el primer semestre de 2004 ha sido de un 24,4% por cada 1.000 trabajadores, un 2,54% menos que durante el mismo periodo del año anterior, lo que sitúa a Aragón, junto con Extremadura, entre las comunidades con menor índice de incidencia.

Por ello, según García Vicente, ?la visión en principio es optimista? porque desde 2001, que se realizó un primer informe, hasta el día de hoy, ?la tendencia ha sido descendente en número de accidentes?.

A pesar de estos datos, durante el primer semestre de 2004 se han producido un total de 9.903 accidentes, lo que supone un incremento del 0,67% respecto al año pasado. El Justicia ha destacado dos supuestos en los que no se ha producido esta reducción generalizada, los accidentes graves in itinere, que han pasado de 47 en 2002 a 72 en 2003, y los registrados en la provincia de Teruel, que han aumentado de 28 en 2002 a 36 en 2003, los graves, y de 3 a 11 los mortales.

Para reducir los accidentes in itinere, García Vicente ha pedido a la Administración, ?la mejora de las infraestructuras viarias en los casos que sea necesario, e impulsar los medios públicos de transporte?. ?La nueva configuración de la ciudad hace que las fábricas y los centros industriales estén cada vez más alejados del centro, y eso obliga a realizar muchos desplazamientos que provocan accidentes en los traslados a los centros de trabajo?, ha explicado el Justicia, que ha apostado por ?un metro subterráneo para Zaragoza, redes de cercanías con tranvía y ferrocarriles, y la terminación de los cinturones de la ciudad?.

Otro de los datos más significativos es la edad en la que se producen estos casos de siniestralidad. Según el estudio, el 72,9% de los siniestros afecta a los trabajadores con edades comprendidas entre los 20 y los 44 años, mientras que el riesgo de accidente de los empleados de entre 18 y los 24 años es 1,4 veces superior a la media, lo que según García Vicente demuestra ?la importancia de intensificar la formación entre los más jóvenes?. El Justicia también ha resaltado la necesidad de establecer medidas para evitar la siniestralidad entre los inmigrantes, como la enseñanza del idioma y de las normas, y de la mujer, ya que ?muchas veces se manifiestan no directamente, sino en forma de depresiones o limitaciones, que parecen ser problemas secundarios, pero también tienen gran importancia?. Además, García Vicente ha pedido a la Administración que sea exigente ?en el control de cumplimiento de las obligaciones en materia de seguridad de las empresas contratadas y subcontratadas?.

Otros de los grupos con más siniestralidad, según el informe, son las pequeñas empresas y los autónomos. Para finalizar, el Justicia ha hecho un llamamiento a la Administración y a los sindicatos y empresarios para que desarrollen una labor de difusión y mejora de los convenios colectivos con el fin de que se utilicen para establecer la prevención en la empresa

Comentarios