Ecologistas firman el convenio para la reforestación de la ladera del Castillo de Monzón

Hace un mes una docena de voluntarios de Ecologistas en Acción de Monzón, acompañados de dos operarios de la Brigada municipal de Servicios y un técnico en patrimonio del CEHIMO ( Centro de Estudios de la Historia de Monzón y Cinca Medio), comenzaron los trabajos de limpieza y quema de matorral, que han continuado durante los siguientes sábados, en una de las laderas del Castillo de Monzón. Este miércoles, se dará oficialidad a esta actuación con la firma del convenio de colaboración para la reforestación de la ladera nordeste ente el Ayuntamiento y la Asociación Ecologistas en Acción.

Estos trabajos se encuadran dentro del proyecto de reforestación de toda la ladera nordeste del Castillo templario propuesto por Ecologistas en Acción al Ayuntamiento, hace varios meses, a raíz del incendio ocurrido el verano del 2.003 en esa zona, el interés mostrado por la Concejalía de Medio Ambiente municipal por arbolar los paisajes cercanos al núcleo urbano y la concienciación que existe en este colectivo por el tema, queriendo contribuir en la potenciación de los beneficios ecológicos que ofrecen los bosques con esta colaboración y otras más que les gustaría realizar en el futuro. Los trabajos iniciados ese fin de semana estaban previstos realizarlos a finales de este mes, tras la firma del convenio entre Ecologistas y Ayuntamiento, pero el hecho de que esa semana se recibiera el permiso de la sección de patrimonio del Gobierno de Aragón, y fueran unas fechas más favorables se consideró oportuno adelantar el comienzo de los mismos.

La reforestación de la ladera nordeste del Castillo, contemplada en el proyecto medioambiental que el Ayuntamiento quiere desarrollar sobre arbolado en los paisajes cercanos al núcleo urbano, abarca la zona situada entre el camino de acceso al Castillo y las calles Ozcoidi, Cubierta y camino de la Costera, lugar donde crecían pinos de dos especies, que fueron arrasados por el fuego hace año y medio. En esta actuación se van a combinar arbustos y arbolado autóctono, buscando así: mayor resistencia y capacidad de recuperación en caso de incendio, un amplio abanico cromático durante todo el año, un estilo paisajístico que bien podría haber sido el original ( del que quedan algunos vestigios en las muelas de Terreu) y un mínimo mantenimiento para el que se ha contemplado un sistema de riego automático por goteo. La plantación, entre arbustos y árboles, superará las 1.400 unidades; pino carrasco, encina, serbal, litonero, arce de Montpelier y sabina albar en árboles y enebro, sabina negral, carrasquilla, espino negro, madreselva, espantalobos, sosera, coronilla, majuelo, aliaga, escobizo, retama de olor, efedra, rosal silvestre, cornicabra, coscoja, abrótano, espliego, romero y coronilla de fraile en arbustos son las especies vegetales escogidas.

Comentarios