Cartas al director: IPC

CC.OO. Aragón

El importante gasto adicional en pensiones, cercano a 64 millones de euros en Aragón, fruto de la desviación del IPC, será un lastre añadido al crecimiento económico.

CC.OO.-Aragón valora negativamente el comportamiento de los precios en noviembre, considerando el IPC como la asignatura pendiente del actual gobierno.

El Índice de Precios de Consumo en Aragón subió en noviembre un 0,3%, lo que sitúa el crecimiento acumulado en lo que va de año en el 3,4%, el mismo crecimiento que la tasa interanual de inflación, la correspondiente a los últimos doce meses, según los datos que ha publicado hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

El mayor aumento de precios en Aragón durante este mes se produce en el grupo de vestido y calzado, con un 3,3%, seguido del menaje (0.7), alimentos y bebidas no alcohólicas. El transporte es el responsable principal del aumento de los precios en los que va de año, el 7,1, seguido de las bebidas alcohólicas y el tabaco con un 5,4.

El IPC interanual en noviembre es la referencia utilizada para revalorizar las pensiones, que se abonan en enero a pensionistas aragoneses y del resto de España. CC.OO. recuerda que el mantenimiento del poder adquisitivo de todos los pensionistas es resultado del Acuerdo sobre pensiones suscrito en 1996 dentro de un proceso continuado donde CC.OO., se ha implicado en la definición de un sistema de pensiones más solvente y con prestaciones cada vez mejores. Para efectuar este pago, el gobierno tendrá que usar la vía del Real Decreto Ley, ya que el veto por el Senado a los Presupuestos Generales del Estado implica que no se pueda usar a tiempo la vía de la ley presupuestaria. En su devolución a la cámara, no podrán introducirse así enmiendas, como solía hacerse en años anteriores para revisar las pensiones conforme al IPC.

Sin embargo, no podemos ignorar que debido a la importante desviación de los precios, dicha revalorización repercutirá directamente en el gasto social. Además, representa una pérdida de poder adquisitivo para las personas que cobran en la actualidad el salario mínimo interprofesional (y más en el caso de aquellas prestaciones que se basan en el IPREM -el antiguo SMI revisado 1 de enero-, ya que no tienen derecho a revisión), y pone en peligro la mejora de las prestaciones asistenciales por desempleo y de las personas con menor renta. Desde el punto de vista de la producción, el diferencial con la zona euro ocasiona una nueva pérdida de competitividad para los productos tanto españoles como aragoneses, con lo que puede representar para una comunidad tan abierta al exterior como es la Comunidad de Aragón.

Comentarios