Preocupación en el sector por la ausencia de precipitaciones de nieve

2004121616 esqui.JPG

El sector de turismo de invierno sigue pendiente de la llegada de precipitaciones para garantizar las navidades. La situación actual es pobre ya que remontes y pistas funcionan a medio gas en Astún, Candanchú y Cerler y están cerrados en Formigal y Panticosa.

De los 241 km de pistas en las cinco estaciones de alpino de Huesca, están esquiables poco más de 40 km repartidos en 15 en Astún, 16 en Candanchú y 13 en Cerler.

Este fin de semana, la presencia de esquiadores en pistas va a ser discreta a la espera de la masiva presencia que se espera para fin de año y los nueve primeros días del año. Estas fechas son temporada alta y es el corazón de la temporada donde el sector se juega el éxito o el fracaso.

Las reservas a fecha de hoy son altas.

Las previsiones de nieve, según ha explicado Florenci Rey, meteorólogo de la Cadena SER, esta así:

Viernes

El paso de otro frente afectará solo al norte peninsular. Este abrirá las puertas al viento de cierzo, que se reforzará de cara al fin de semana, y además barrerá las nieblas del valle del Ebro. Cielo nuboso en el Pirineo con riesgo de algún chubasco aislado. Las temperaturas no experimentarán grandes cambios.

Avance

Comenzará el fin de semana el sábado con viento de cierzo que dejará un ambiente nuboso en el Pirineo, donde se espera alguna precipitación débil y aislada, mientras que el tiempo será más soleado en el resto de la región. Sin cambios destacables en las temperaturas, aunque el viento hará que la sensación térmica sea de más frío.

Finalizará la semana con la llegada de un nuevo sistema frontal, aún más activo que los anteriores. Se reforzará el cierzo y las nubes serán más abundantes y activas en el Pirineo, donde las precipitaciones se intensificarán. Atención al viento y ambiente más frío. Lunes, martes y miércoles siguen bajando las temperaturas. La nieve puede llegar para Papa Noel.

Comentarios