Cartas al director: “Por fin, la verdad”

Eloy Suárez

Diputado Autonómico del Partido Popular

Posiblemente, la Comisión de investigación del 11-M se cerrará sin que los españoles sepamos la verdad de lo que ocurrió, puesto que así lo quiere el Gobierno del Sr. Zapatero, que desde el primer momento no le ha interesado llegar al fondo del asunto.

Pero la Comisión si ha servido para algo, por fin hemos conocido el verdadero rostro de Zapatero, del Presidente del Gobierno de la nación española, aunque ni el mismo tenga claro que España es una nación. El líder de los socialistas compareció en la Comisión del 11-M y se quitó la máscara. Ha aparecido el verdadero personaje, el radical, el rencoroso Zapatero.

Creíamos en el Partido Popular que el presidente Zapatero no tenía programa de gobierno, pero estábamos en un tremendo error. Desde los inicios, Zapatero ha tenido un sólo programa de Gobierno, uno exclusivamente, que es aniquilar al Partido Popular. Ésta es y no otra su estrategia política, por lo que no ha dudado ni dudará en recurrir a todo lo posible e imposible para avanzar en esas tesis. Lo demás le da exactamente igual: Si España deja de ser nación, si nuestras relaciones exteriores se degradan a pasos agigantados, si la economía va peor...

Se nos acusa a los populares de que no hemos digerido la derrota electoral del pasado 14 de marzo, pero es radicalmente falso, porque quien de verdad no ha asumido su victoria es Zapatero y los suyos. Les pesa las circunstancias en que ganaron las elecciones y ya no saben qué hacer para justificarse .

Zapatero se ha quitado la careta en su comparecencia en la Comisión de Investigación del 11 de Marzo. El largo interrogatorio ha reflejado que está dominado por un "antiaznarismo" casi obsesivo. Se ha visto a un Zapatero empeñado en acusar a Aznar de protagonizar un "engaño masivo". Como en muchas otras ocasiones, el secretario general del PSOE pasa por encima de los hechos y repite hasta la saciedad su lema ?Aznar mintió.?

Le traicionó el subconsciente llegando a reconocer que "es inútil desentrañar el sentido de la acción de los terroristas" . Se contradijo y aseguró que la intervención de España en Irak propició los atentados. No le ha importado reconocer que Rafael Vera, condenado por la trama de los GAL y por haber robado mas de 600 millones de ptas de los fondos reservados fue su informador en aquellos tortuosos momentos. No le importa decir que no recuerda si habló con los periódicos para difundir la mentira de los suicidas. No le ha importado negarse a condenar las manifestaciones celebradas ante las sedes del PP durante la jornada de reflexión, cuando es público y notorio que hay dirigentes socialistas imputados. Lo que cuenta, es sobre todo, convertir a Aznar en un mentiroso y en un responsable de la matanza, en algún modo, por su política internacional.

Zapatero está dispuesto a destruir al Partido Popular y para ello no ha dudado en atacar a todo lo que se sabe o intuye que pueda ser su apoyo. Ha comenzado por la Iglesia, ahí están las declaraciones de sus ministros, que constituyen, una ofensiva total contra esta Institución y lo que representa (aunque esta actitud del PSOE no es nueva, ya nos suena, la historia se repite). Los medios de comunicación que no son afines están siendo hostigados hasta la saciedad. Las filtraciones interesadas y dirigidas por parte del Gobierno no tienen precedente, todo por la causa con tal de minar a los ?enemigos?.

La batalla política tiene unas reglas de juego, unos límites, unas barreras que no se deben traspasar. Zapatero y los suyos han decidido que su único objetivo es permanecer en el Gobierno a cualquier precio, aunque eso pase por romper las reglas del juego como las han roto .

Que no nos hablen mas de diálogo, de talante y consenso. Ahora sabemos la verdad. Estamos gobernados por alguien que se guía por el odio. Quizás aquella frase de Chesterfield tenga hoy un especial valor: ?La gente odia a quienes les hacen sentir su propia inferioridad?.

Comentarios