Declarada como bien de Interés Cultural la iglesia de San Caprasio, en Santa Cruz de la Serós

2004122020 San Caprasio santa cruz de la seros.jpg

El Gobierno de Aragón ha declarado Bien de Interés Cultural, en la categoría de Monumento, la iglesia de San Caprasio, en Santa Cruz de la Serós, en la provincia de Huesca. Tipológicamente pertenece al grupo de monumentos del primer tercio del siglo XI atribuidos a talleres itinerantes de maestros lombardos.

Se entiende como categoría de Monumento la construcción u obra producto de la actividad humana de relevante interés histórico, arquitectónico, arqueológico, artístico, etnográfico, científico o técnico, con inclusión de los muebles, instalaciones y accesorios que expresamente se señalen como parte integrante del mismo.

La iglesia de San Caprasio se construyó en torno a los años 1020-1030 como parroquia del pequeño núcleo de Santa Cruz, cercano del Monasterio de San Juan de la Peña. Es una iglesia de nave única de dos tramos cubiertos con bóvedas de arista y un reducido presbiterio cubierto con bóveda de cañón, que antecede a un ábside semicircular cubierto por bóveda de cuarto de esfera. En el hemiciclo absidial se abren dos pequeñas exedras laterales.

La sobriedad del interior se ve aligerada en el exterior por la utilización de lesenas y arquillos lombardos, incluso en el frente occidental, donde se abre la portada de ingreso, que confieren a los muros un mayor juego volumétrico y lumínico.

La fábrica es de sillar de mediano tamaño, tallado a maza y colocado a soga, aparejo habitual del sistema constructivo lombardo, que aquí también está presente en el uso de la proporción dupla, que dota al edificio de una gran armonía.

Sobre el presbiterio se levanta una torre de planta cuadrada y cuerpo único con ventanas geminadas en tres de sus frentes, que fue construida ya en el siglo XII. Su estado de conservación es bueno en general.

Comentarios