Muchas ilusiones depositadas en la Lotería de Navidad

2004122121 loteria sorteo.JPG

Este miércoles, 22 de diciembre, los españoles volveremos a escuchar, desde las 9 de la mañana, el tradicional soniquete de los Niños de San Ildefonso, cantando los números de la Lotería. Cada oscense, por término medio, se habrá gastado un total de 85,53 euros, casi tres euros más que en 2003.

El Ministerio de Economía y Hacienda ha consignado para este sorteo extraordinario de la Lotería un total de 87.857 billetes, por un importe de 17.571.400 euros en la provincia de Huesca. A Huesca se ha destinado un 18,44% del total consignado en Aragón, y un 0,68% respecto del total nacional. Huesca, en opinión de los responsables de Hacienda, es una provincia en la que existe una gran afición por la lotería. A la vista del gasto que se realiza por habitante, la provincia de Huesca es la primera de Aragón, y ocupa el 8º puesto en España.

Pero la suerte tampoco es muy generosa con esta comunidad autónoma. El último primer premio de Navidad que cayó en Aragón fue en 1992, en Zaragoza. En la capital aragonesa, el Gordo ha tocado en diez ocasiones. Los oscenses sólo vieron una vez la fortuna de cerca, hace ya máss de 40 años en 1963, y los turolenses, hace dos años, aunque lo tuvieron en casa, lo dejaron escapar, ya que ese billete fue devuelto sin vender un solo boleto.

En el Alto Aragón existen 18 administraciones de lotería, 8 en la capital y 10 en la provincia. De los 87.857 billetes consignados, 42.148 se han destinado a la capital del Alto Aragón, y 45.709 a la provincia.

Ésta será la tercera ocasión en la que se canten los premios en euros. El primer premio obtendrá 2 millones de euros, el segundo premio, 960.000 euros, y el tercero, 480.000. Además, habrá dos premios de 200.000 euros, cuatro más de 48.000, y 1.531 premios de 1.000 euros. Por cada euro que jugamos, toca con el gordo, 10.000 euros; al segundo premio corresponden 4.800 euros por euro y al 3º, 2.400 euros. En la pedrea siguen tocando a 5 euros por euro. Hay que recordar que cada billete cuesta 200 euros, y cada décimo que se juegue, 20 euros. Estos precios, tan redondeados, y superiores a lo que costaba un décimo cuando se pagaban en pesetas, facilitan el intercambio de participaciones, que se mantiene muchísimo en estas fechas, como parte de nuestra cultura.

Comentarios