El CSIC vigilará la calidad de las aguas del Cinca a su paso por Monzón

El grupo del Instituto de Investigaciones Químicas y Ambientales de Barcelona del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) será el encargado de vigilar la calidad de las aguas del Ebro y evaluar el impacto de la contaminación industrial, agrícola y urbana en el río, en los próximos cinco años.

Según ha informado en un comunicado el CSIC, en cuanto al Ebro, se estudiarán especialmente los tres puntos que tiene más riesgo: Uno de ellos es Monzón, otro es Flix, en Tarragona y la zona del Delta. Tanto en Monzón como en la localidad catalana se emprenderán medidas para velar por la no contaminación industrial. En el Delta se hará lo propio pero respecto a la contaminación agrícola.

La acción se enmarca en el proyecto europeo 'Aquaterra', que tiene el objetivo de evaluar la calidad de las aguas de cinco ríos europeos: el Brevilles, el Meuse, el Elba, el Danubio y el Ebro. En total, participan 45 instituciones de 12 países de la Unión Europea (UE) y de Rumanía, Suiza y Serbia. El proyecto cuenta con un presupuesto de 13 millones de euros, de los cuales unos 650.000 están destinados al trabajo español.

Los investigadores analizarán las aguas superficiales y subterráneas, los sedimentos, peces y muestras del fondo del río. Las muestran se recogerán en 18 puntos del río, correspondientes a las 18 estaciones que tiene la Confederación Hidrográfica del Ebro. Asimismo, se tomarán muestras de aguas subterráneas y de suelo en 15 pozos en Navarra, Zaragoza, La Rioja y Lleida.

Se analizarán tanto contaminantes que determinan como prioritarios las directivas europeas y metales, como algunos emergentes que suponen un problema sanitario y ambiental que todavía no está suficientemente investigado.

En esta línea, el coordinador del proyecto español, Damià Barceló, apuntó que los fármacos "son los contaminantes emergentes más importantes y no se conoce bien aún el riesgo ambiental que suponen". Así, diversos artículos indican posibles riesgos ambientales de los antibióticos sobre plantas acuáticas, según informa el CSIC.

Comentarios