CAI Zaragoza – Menorca y Huelva – Fuenlabrada, emparejamientos de la Copa del Príncipe

2004122222 sorteo copa principe.JPG

El Salón de Justicia del Ayuntamiento de Huesca ha sido el escenario del sorteo de la XIII Copa Príncipe de Asturias, donde se han realizado los emparejamientos de semifinales de esta competición en la que participan equipos de la liga LEB-1 de baloncesto y que se celebrará en Huesca los días 28 y 29 de enero.

En la primera semifinal, que se disputará a las 18,30 horas jugarán el Ciudad de Huelva y el Fuenlabrada. Posteriormente, a las 21 horas jugarán, el CAI Zaragoza y el Menorca. Las dos semifinales serán retransmitidas en directo por Teledeporte y el partido del equipo aragonés se podrá ver en Aragón a través de La2.

La final se jugará el sábado día 29, a partir de las 16.00 horas retransmitida en directo por La2.

El CAI Zaragoza, clasificado como equipo organizador, defiende el título conseguido el pasado año en el Príncipe Felipe. El equipo maño es uno de los favoritos, aunque su trayectoria en la liga no está siendo buena con muchos altibajos. El CAI contará con el apoyo de sus aficionados.

De los otros tres, sólo Fuenlabrada ha saboreado este título fue en Pineda de Mar en la temporada 97/98. La presencia de los madrileños añade un morbo especial a la competición puesto que compraron los derechos del CD Peñas Recreativas SAD y se puede decir que casi juegan ?en casa? ya que todavía muchos oscenses siguen siendo accionistas de este club.

Menorca es un equipo histórico de este Torneo, con esta será su cuarta concurrencia pero siempre se le ha resistido. Estuvieron cerca de ganar en la temporada 98/99 en Alicante donde perdieron con Melilla.

La participación copera de Huelva se remonta al año de nacimiento de la propia LEB (96/97), aquella edición la ganó el Caja Cantabria de la mano de Quino Salvo en Torrelavega. En aquel año Huelva firmó una temporada grandiosa que se vio recompensada a la postre con el título de liga que le otorgó el ascenso a la ACB. Para los supersticiosos estas similitudes son buenos síntomas.

Comentarios