Centro de Salud Pirineos, octavo quirófano en San Jorge y Unidad de Medias Estancias

2004122424 sanidad.jpg

La puesta en funcionamiento de tres proyectos oscenses ha marcado el año sanitario en el Altoaragón: la Unidad de Medias Estancias el pasado mes de marzo, el octavo quirófano del Hospital San Jorge de Huesca en mayo y la primera fase del Centro de Salud Pirineos, en este mes de diciembre.

La Unidad de Medias Estancias es sólo el primer paso de lo que será un ?campus? de atención psiquiátrica. La Unidad de Medias Estancias tiene 20 plazas, pero la futura Unidad de Largas Estancias, que podría estar terminada en esta legislatura, tendrá 90 plazas.

El que entonces era consejero de Sanidad, Alberto Larraz, subrayaba durante la inauguración de la Unidad de Medias Estancias que con este proyecto se impulsa un nuevo modelo de atención psiquiátrica.

En mayo, entraba en funcionamiento el ansiado octavo quirófano del Hospital San Jorge. Esta sala de operaciones se dedica a atender urgencias, de manera que a partir de su inauguración, este tipo de operaciones no obligan a retrasar las intervenciones programadas. El gerente del SALUD en el sector de Huesca, Vicente Salillas, explicaba que iba a servir para ?operar más ordenadamente?

Por último, hace unos días entro en funcionamiento el nuevo Centro de Salud Pirineos, después de casi dos años de obras. Veinticinco profesionales componen el Equipo de Atención Primaria, que presta asistencia a casi 15.000 pacientes. Vicente Salillas aseguraba que los profesionales iban a trabajar en mejores condiciones y que las salas de espera son más acogedoras.

Para verano de 2005 está previsto que comience a funcionar la segunda fase de la obra, en la que se agrupan la nueva ubicación de la UME del 061 Aragón, así como el almacén y los servicios administrativos del Sector de Huesca.

En el resto del Altoaragón, 2004 ha sido el año de inicio de las obras de ampliación del Hospital de Barbastro, en el que se van a invertir diez millones de euros. El otro hospital del Altoaragón, el Hospital de Jaca empezó 2004 sin poder llevar a cabo intervenciones quirúrgicas por falta de anestesistas. En agosto, el centro no podía atender partos porque no había pediatras. La peor noticia sanitaria se la llevó el medio rural: el pasado 1 de octubre, el Centro de Salud de Berdún pasó a tener un médico menos. Esa plaza pasó a otras zonas de mayor presión asistencial.

Comentarios