Cartas al director: Constitución Europea

Como sabéis Ecologistas en Acción se ha manifestado en contra la Constitución Europea.

Estos días previos al Referéndum, muchos echamos en falta comentarios de gentes con gran capacidad de análisis, que evalúen el texto sometido a aprobación.

Supongo que el debate esta abierto en si este texto nos sirve para comenzar a andar y no paralizar un proceso de europeización, que muchos consideramos positivo, ó si aprobar este texto, con la imposibilidad de su modificación posterior, debemos presionar al máximo para que se presente a los ciudadano un texto más progresista.

Os extracto un texto que ha caído en mis manos y que me parece interesante, para que cada cual reflexione sobre el tema.

Concretamente de él, debo destacar:

1.-Los ciudadanos europeos no conocemos la Constitución que se nos va a pedir que refrendemos. La constitución no ha sido elaborada y debatida por el Parlamento Europeo, cuyos eurodiputados son elegidos democráticamente por los ciudadanos. Ha sido elaborada por la Convención diseñada por el Consejo Europeo, integrado por los máximos ejecutivos de los Estados ?102 miembros que representan a los parlamentos estatales y al europeo-, llevando la voz cantante el llamado Praesidium, un reducido grupo de notables presidido por Valery Giscard d?Estaing.

No se han hecho debates públicos. Lo único que ha transcendido a los medios de comunicación han sido las disputas por cuotas de poder, más propias de intereses partidistas que de la población europea.

Constato el déficit democrático de que adolece, conviene señalar que se trata de una Constitución cerrada. No se puede reformar lo más mínimo si no es por unanimidad de los 25 países miembros, lo que lo hace prácticamente imposible, según los mecanismos previstos en el Articulo IV.7.

2.-Bucear en la Constitución es una tarea ardua. Todos los artículos están interrelacionados. Una primera lectura sugiere que se da un paso adelante en política social, sobre todo si sólo se leen las dos primeras partes. Al leer la tercera parte se da uno cuenta que todo está supeditado al ?dios mercado?

3.-El Desarrollo Sostenible es citado en el artículo 3.3 de la parte primera: ?La Unión obrará en pro del desarrollo sostenible de Europa basado en un crecimiento económico equilibrado, en una economía social de mercado altamente competitiva, tendente al pleno empleo y al progreso social, y en un nivel elevado de protección y mejora de la calidad de medio ambiente. Asimismo, promoverá el progreso científico y técnico.

Este artículo es un auténtico cajón de sastre, se mezcla todo. Da la impresión de que la mención del desarrollo sostenible, limitado a Europa, es una mera concesión porque todo el mundo habla de ello y se vende bien.

Primera contradicción.- El desarrollo sostenible tiene un ámbito planetario, limitarlo a Europa ¿Qué significa?. Puede significar trasladar a otros países externalizar como se dice ahora, los costes ambientales.

Segunda contradicción.- Una economía altamente competitiva conlleva la deslocalización de industrias a aquellos países de la Unión Europea con menores costes laborales y fiscales; eso significa posteriormente un aumento del transporte de mercancías, con el consiguiente consumo de energías no renovables y la emisión de gases que incrementarán el efecto invernadero. El libro Verde de la Comisión Europea de 1995 ya prevenía sobre esto: ?Se comprueba crecientemente que, con las políticas vigentes, las tendencias del transporte son insostenibles?.

4.-La parte III está dedicada a consagrar la economía neoliberal de mercado, basada en la desmesura y el individualismo. Su lectura no es recomendada por los políticos, cual si se tratara del fruto prohibido del Arbol del Bien y del Mal del relato bíblico. Y tienen sus razones: va en contra de los ciudadanos, del Estado del Bienestar, de los Derechos Sociales, de los Servicios Públicos, casi todos son susceptibles de ser privatizados, y, por supuesto, va en contra del Medio Ambiente y del Desarrollo Sostenible. Perseguir dos objetivos divergentes cojo hace la Constitución: aumento del productivismo, reemplazando la mano de obra por energía y capital físico, y defensa del Medio Ambiente sólo puede conducir a la esquizofrenia. Nadie puede servir a dos señores y, como he comentado al principio, la Economía debe estar al Servicio de la Ecología, del Planeta y de todos cuantos habitamos con él. ¿No se estará convirtiendo el Desarrollo Sostenible en un producto de mercadotecnia?.

5.-A modo de conclusión: Siendo europeístas, ésta no es la Constitución que realmente necesitamos, es un canto de sirena que no solucionará los grandes retos que tenemos planteados. Otra Constitución sería posible si los europeos tuviésemos la audacia de liderar un cambio de rumbo que salvase al Planeta Azul.

Haría falta que todos asumiéramos una Etica del Cuidado y de la Responsabilidad, por la que opondríamos al despilfarro, la contención y austeridad; al yo y lo mío, el nosotros y lo nuestro; a la competitividad, la cooperación; a los gritos de angustia de los hombres, la respuesta de la solidaridad

Comentarios