Situación del Oso Pardo en España

En España el Oso pardo es una especie protegida incluida en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas en la categoría ?En peligro de extinción?. En la actualidad existen tres poblaciones, dos en la Cordillera Cantábrica, con unos 100 osos, y otra en los Pirineos, con alrededor de 15-17 ejemplares. En los últimos años las poblaciones parecen en ligero crecimiento.

En los Pirineos existen dos núcleos de osos, uno en el Pirineo Central (valles de Arán y Pallars) y zonas contiguas en Francia, y otro en el Pirineo Occidental, entre Aragón, Navarra y el vecino Bearn (Francia). El resumen de la población es el siguiente: 2 machos adultos autóctonos, 1 osezno probablemente cruzado (pirenaico/esloveno) y un núcleo de 12-14 osos de origen esloveno (soltados o nacidos en el Pirineo) entre los que hay tres osas reproductoras.

Los osos viven a caballo entre Francia y España, de manera que pueden encontrarse indistintamente a uno u otro lado de la frontera. Los problemas de conservación son similares en Francia y en España y están básicamente relacionados con los daños al sector ganadero, la interacción con la caza, la fragmentación de su hábitat por infraestructuras y los aprovechamientos forestales.

La población del Pirineo Central procede de una reintroducción que se hizo en Francia en 1996 y 1997, en el marco de un proyecto LIFE Naturaleza, a partir de 3 osos traídos de Eslovenia. Desde el punto de vista biológico, la reintroducción puede evaluarse como un éxito, dado que los osos traídos de Eslovenia se aclimataron bien y han sido capaces de reproducirse. Esta correcta adaptación también está ocurriendo en otras reintroducciones en Europa, por lo que se puede afirmar que la técnica de translocación de osos está dominada y podría ser aplicada nuevamente en cuanto se considerara apropiado.

De cara al futuro, la política de conservación del oso en los Pirineos debe apoyarse en cuatro ejes: compensación de los daños y apoyo a los sectores productivos; sensibilización de la población local; establecimiento de una población de osos viable y coordinación con las autoridades francesas.

MEDIO AMBIENTE IMPULSA LA CONSERVACIÓN DEL OSO PARDO

En los últimos años, en desarrollo de la Estrategia para la Conservación del Oso Pardo Cantábrico en España, aprobada en 1999, el Ministerio de Medio Ambiente ha financiado numerosas acciones encaminadas a la conservación de esta especie amenazada.

La Dirección General para la Biodiversidad asume los gastos derivados de la existencia de un asesor técnico con funciones de coordinación de la Estrategia. Asimismo participa, como socio cofinanciador, en el Proyecto LIFE Naturaleza ?Conservación del oso cantábrico y lucha contra el furtivismo?, durante el periodo 2001-2004, cuyo beneficiario es la Fundación Oso Pardo. Las acciones principales financiadas son el mantenimiento de patrullas de lucha contra el furtivismo y labores de sensibilización y formación de las sociedades de cazadores.

A través de la Orden de ayudas establecida para subvencionar la realización de actividades privadas en materia de conservación de la naturaleza, se ha facilitado, en los últimos años, la compra de terrenos de alta calidad en zonas oseras de la Cordillera Cantábrica, con la finalidad de asegurar su conservación y mejora. En el mismo sentido, se han financiado campañas de divulgación y sensibilización en zonas oseras del Pirineo.

Las acciones desarrolladas por las administraciones públicas y las ONG parecen empezar a dar frutos, ya que la población cantábrica empieza a dar los primeros y aún tímidos síntomas de recuperación, que se espera se afiancen en los próximos años y desemboquen en un crecimiento sostenido de esta población

Comentarios