Nuevo plazo para Montearagón: Primavera de 2006

2004123030 alonso.jpg

El hormigonado de la presa de Montearagón finalizará en verano de 2005, si bien para que esté terminada la construcción de este embalse será necesario esperar hasta primavera de 2006. Se tendrán que realizar durante esos meses varias obras complementarias en la presa. Así lo ha anunciado el presidente de la Confederación Hidrográfica del Ebro, José Luis Alonso, en el transcurso de su visita a Huesca.

Una vez que esté terminado el embalse, se aprobará el plan de emergencias y se acometerá el plan de llenado. Será en periodo de pruebas hasta que se ponga en servicio de forma oficial.

Es uno de los temas que ha abordado Alonso en su entrevista con el alcalde de Huesca, Fernando Elboj. También han hablado del abastecimiento de agua desde Montearagón. Se acomete la asistencia técnica para la redacción de un proyecto que incluirá la construcción de la potabilizadora de la ciudad. La tubería que partirá del embalse terminará en esa infraestructura.

Además, Confederación Hidrográfica del Ebro y Ayuntamiento de Huesca van a recuperar las riberas del río Isuela. Ya no tanto en lo que se refiere al casco urbano, en donde ya se está trabajando sino también aguas arriba y aguas abajo. Se quiere que esta zona recupere su carácter de espacio natural.

Respecto al centro del agua de Yéqueda, que auspicia Riegos del Alto Aragón y que tiene consignación presupuestaria del Ministerio de Medio Ambiente, el presidente de la CHE ha sido lacónico afirmando que las cosas están como hace tres o cuatro meses: pendientes de una decisión definitiva sobre su ubicación.

Más parco en palabras ha sido para referirse a la posibilidad de que la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, visite Aragón o la provincia de Huesca para escenificar el inicio de la construcción del embalse de San Salvador optimizado y el descarte de Santaliestra. Simplemente ha dicho que ?la ministra se mueve mucho y no se descarta nada?.

En círculos agrarios se apunta esa posibilidad para que los regantes del Canal de Aragón, una vez que vean las obras de San Salvador comenzadas, renuncien a Santaliestra y así los detractores de la regulación del Ésera retiren los recursos judiciales.

Comentarios