Pauner volverá al Broad Peak en su carrera a los 14 ochomiles

2004123131 carlos pauner.jpg

Carlos Pauner volverá al Broad Peak para zanjar las dudas sobre si llegó o no al punto más alto del ochomil pakistaní. Pauner, que se encuentra inmerso en la carrera por los 14 ochomiles, se apuntó la ascensión al Broad (8.047 metros) en 1997, un año en el que coincidió con otros escaladores aragoneses, con los hermanos Iñurrategui y con el navarro Iñaki Ochoa de Olza. En 2005 sus objetivos serán el Everest y el Nanga Parbat. Hasta ahora, Pauner subió el Makalu, el K2, el G-I, el Kangchenjunga y el Cho Oyu.

Hasta ahora, la montaña del Karakorum contaba entre sus seis cimas, pero Pauner ha decidido recular. "No me puedo engañar a mí mismo y no me importa declarar que no he subido a la cima. Me apetece volver para hacer cumbre", reconoció el escalador hace unas semanas al Periódico de Aragón Lo cierto es que Pauner nunca escondió que Ochoa y él se quedaron en un punto concreto de la meseta que forma la cima del Broad Peak, un punto que con el paso de los años se ha convenido que no era la cumbre real de la montaña. "Tuvimos sensación de hacer cima. No sé si la punta del fondo levantaba diez metros más. Con los años se llegó a un convenio de llegar a la última punta para hacer cima", explicó. "Hay una antecima de 8.030 metros. De allí hay un pequeño corredor que hay que cruzar y subir a la meseta de la cima, que es tremenda", agregó. ?Nosotros llegamos a una cornisa que parecía la más alta, calculo que a 8.040 metros, y creímos que era una tontería seguir. No recorrimos toda la meseta pensando que no estaba a más altura?.

En 2006 La repetición del Broad tendrá que esperar aún un año y medio, pues Pauner tiene previsto volver al Karakorum el verano de 2006. "Lo subiré como aclimatación del Gasherbrum II. No me supone así ninguna otra expedición". Antes, en primavera, el escalador intentará el Dhaulagiri y el Annapurna, mientras en 2005 sus objetivos serán el Everest y el Nanga Parbat. Hasta ahora, Pauner subió el Makalu, el K2, el G-I, el Kangchenjunga y el Cho Oyu.

Comentarios