Octubre de 2004: Nace la Eurorregión Pirineo-Mediterránea

Aragón, Cataluña, Baleares, Languedoc-Rosselló y Midi Pyrénées constituían en octubre la Eurorregión Pirineo-Mediterránea. Se celebraba un acto oficial en el Palacio de Pedralbes, en Barcelona. No acudía el presidente de Valencia, Francisco Camps, pese a las reiteradas invitaciones que le realizaban Pasqual Maragall y Marcelino Iglesias en la Conferencia de Presidentes, que también tuvo lugar en octubre.

Sí acudía al acto de constitución el presidente de Baleares, Jaume Matas, dirigente del mismo signo político que Camps. Matas valoraba el paso dado porque será beneficioso para los habitantes de la zona.

La Eurorregión pretende ser un grupo de presión ante Bruselas, con el fin de recabar fondos comunitarios para iniciativas empresariales vinculadas con la industrialización y con la innovación tecnológica.

Esta nueva área tiene un territorio de 157.570 kilómetros cuadrados, de los que un 30 por ciento están en la Comunidad aragonesa. La superficie conjunta supone un 4 por ciento del total de la nueva Europa de los 25. En este territorio habitan cerca de 15 millones de personas, de las que el 48 por ciento residen en Cataluña y tan sólo el 8,8 por ciento en Aragón.

La densidad de población es de 88 habitantes por kilómetro cuadrado. La menor densidad corresponde a Aragón, con una tasa de 26, y la mayor a Cataluña, que cuenta con 209 personas por cada kilómetro cuadrado.

Las zonas que constituyen el nuevo ente cuentan, además, con un Producto Interior Bruto conjunto de más de 242.000 millones de euros, un 2,7 por ciento de la Unión Europea.

Aragón quedaba, por otra parte, en un segundo plano en la Conferencia de Presidentes, si bien su presidente, Marcelino Iglesias, trasladaba el problema de la dispersión poblacional y del envejecimiento para que sea tenido en cuenta en el nuevo modelo de financiación sanitaria. Además, el presidente aragonés solicitaba que la comunicación de España con el resto de la Unión Europea a través del Pirineo central fuera considerada como una cuestión de Estado.

Comentarios