Se cierra 2004 con 55 muertos en las carreteras de la provincia

2004123131 accidente.jpg

El dato es esperanzador si contamos que en 2003 las víctimas mortales fueron 70. La evolución positiva que habían llevado las cifras de muertos en carretera había sido clara en los pasados años. En 2002 se registraron 66 víctimas mortales, mientras que en los años 2000 y 2001 la cifra se elevó a 60 fallecimientos. No se puede decir lo mismo de los accidentes donde, en las estadísticas provisionales de accidentes de la Jefatura Provincial de Tráfico, las cifras no han tenido un descenso tan importante como se esperaba.

En el último mes del año han fallecido cinco personas en la provincia. Tres de ellas eran jóvenes entre 16 y 23 años, además de un hombre y una mujer que perdieron la vida en la N-240 que ha vuelto a ser una de las carreteras más peligrosas de la red viaria altoaragonesa. Esta cifra de muertos es la misma que en el mismo periodo de 2003.

A falta de contabilizar el total de siniestros del mes de diciembre, el número ha descendido ligeramente. Recordamos que el año pasado se produjeron un total de 834 accidentes en los que además de los 70 muertos hubo 1.314 heridos. Este año en noviembre, la cifra se elevaba a 741 y los heridos a 1.155.

El descenso en el número de accidentes y de víctimas mortales se ha producido principalmente en la en la segunda mitad del año en la que han bajado de forma considerable ya que las cifras de los seis primeros meses no eran nada halagüeñas.

El objetivo de este año de la DGT con sus campañas publicitarias y algunas acciones como los controles de alcoholemia o el uso del cinturón y los elementos de seguridad es rebajar los accidentes de tráfico y sobre todo las víctimas mortales, algo que se está consiguiendo. La entrada del permiso de conducir por puntos en 2005 puede ser otro factor importante para seguir reduciendo accidentes en nuestras carreteras.

Comentarios