La Guardia Civil ha participado en el rescate de 30 personas fallecidas en montaña

No todas han fallecido en accidentes en el medio natural puesto que los servicios de intervención en montaña de la Guardia Civil, entre algunas de sus labores, figura también la de atender a los vecinos de los pueblos del pirineo y participan en auxilios y evacuaciones de otros accidentes. El año 2004 se cierra con un importante incremento de víctimas mortales y el número total de actuaciones de los grupos de rescate ha sido superior al 2003.

En total se han contabilizado, a falta de cerrar las estadísticas de diciembre, 309 intervenciones en rescates con un balance de 30 muertos, 22 de ellos en accidente de montaña. También se colaboró en el rescate de dos personas que habían fallecido en un accidente en el que un coche cayó a un barranco y en otros auxilios de personas mayores que han sufrido enfermedades y que habitan en pueblos del pirineo, así como accidentes laborales en la misma zona.

El número total de personas rescatadas y evacuadas ha sido de 535. De ellos 215 heridos, 290 ilesos y los ya reseñados 30 muertos fallecidos en accidentes de montaña y en otras intervenciones en las que también han estado presentes los miembros de rescate de la Guardia Civil. Otro dato es que en el mes de enero se localizaron los cadáveres de tres jóvenes sepultados por dos aludes a finales del año 2003 por lo que las cifras varían en función de donde se sitúan a estas víctimas.

A falta de los datos definitivos y en un primer balance de 2004, este año ha sido negativo y es que en 2003 se produjeron un total de 299 intervenciones con 12 personas fallecidas en accidentes en montaña.

Desde las unidades de rescate de la Guardia Civil se sigue pidiendo extremar al máximo la precaución para evitar, en la medida de lo posible, los accidentes. En la mayoría de los casos la mala preparación, el desconocimiento de la zona y las imprudencias suelen ser las culpables de los accidentes.

Comentarios